Japón y las bolsas de arroz con caras de bebés

Los padres japoneses idearon una forma para que sus familiares puedan «abrazar» a los recién nacidos en medio de la pandemia: les mandan bolsas de arroz que pesan lo mismo que sus bebés y con una foto de su cara. 

La pandemia y sus restricciones, las limitaciones para los traslados y el contacto físico, hicieron que millones de familias pasen mucho tiempo sin verse ni tocarse. Por eso los siempre ingeniosos japoneses pensaron en la forma de acercar a sus parientes al nuevo integrante de sus familias.

Bolsas de arroz. Si, los padres nipones están enviando bolsas de arroz que pesan lo mismo que sus bebés recién nacidos a familiares que no pueden visitarlos debido a la pandemia.

Las bolsas vienen en una amplia gama de diseños, algunos con la forma de un bebé envuelto en una manta para que los seres queridos puedan sentir como si estuvieran abrazando al recién llegado mientras miran una foto de su rostro, que se adjunta al frente.

El precio de cada bebé de arroz aumenta paralelamente al tamaño del bebé real; algunas empresas cobran un yen el gramo, y un paquete de 3,5 kg cuesta 3500 yenes (unos $3080 pesos argentinos).

Naruo Ono, el dueño de la tienda de arroz Kome no Zoto Yoshimiya dice que tuvieron la idea por primera vez hace unos 14 años cuando nació su propio hijo. «Estaba pensando en lo que podía hacer por los parientes que vivían lejos y no podían venir a verlo. Así que decidimos hacer bolsas de arroz del mismo peso y forma que el bebé, para que los parientes pudieran sostenerlos y sentir la ternura», comenta a The Guardian el dueño de la tienda de arroz Yoshimiya.

Tradicionalmente en Japón es costumbre obsequiar regalos o dinero por acontecimientos como un nacimiento. El destinatario suele responder con otros presentes, que habitualmente valen la mitad de la cantidad recibida. Entonces, después de acunar al ‘bebé de arroz, ¿se cocina y se come? Ono señala que «a la gente dice que les cuesta abrirlos y comerse el arroz».

Ono también ha ampliado la gama de productos para incluir bolsas de arroz para bodas. «En este caso, los novios entregan los paquetes a los respectivos padres, con sus fotos de cuando eran bebés, como una forma de agradecer por haberlos traído al mundo», detalla.

De hecho, las bolsas para bodas se han vuelto aún más populares que las de nacimiento este año. Ono apunta que durante la pandemia muchos asistentes no han podido acudir a las ceremonias de casamiento. Este aumento compensa la caída en la rama original del negocio, ya que la natalidad en Japón ha descendido notablemente en los últimos años.

Desde 2007, el número de nacimientos está por debajo del de muertes y la brecha no para de aumentar. El número de recién nacidos alcanzó un mínimo histórico de 843.321 en 2020; en comparación, en 1989 nacieron casi 1,25 millones de bebés. De las 47 prefecturas de Japón, solo Tokio y sus tres regiones circundantes, junto con la isla sur de Okinawa, informaron de un aumento de la población el año pasado.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí