¿Para qué queremos la luna?

Casper Kentish, con la ayuda de su abuelo, pudo sincronizar su telescopio y su Ipad para sacar esta foto de la Luna.

—¿Cómo anda?

—Bien… bah, dentro de lo que se puede en este país.

—Ah, pero está en modo panelista de Tik Tok.

—Imagino que contento con la nueva conquista en tierras bolsonaristas iluminadas desde el cielo por el Diego.

—Sí, pero parece que pasó hace mucho tiempo. Me preocupan otras cosas la verdad.

—Qué le preocupa, por ejemplo.

—¿Cuándo va a comenzar la tercera temporada de Masterchef?

—El éxito de los realities de cocinerxs es directamente proporcional al índice inflacionario.

—No, para mí es la big data que tomó como referencia el éxito de masa madre. En definitiva, tiene que ver con el plan de la élite de cambiar el paradigma económico. Si esto no cambia de alguna forma, la élite usará la crisis para cambiar el paradigma de la sociedad.

—No entendí.

—Primero, YouTube alimenta la teoría de la conspiración de que la Tierra es plana, y no se olvide que los problemas medioambientales en el mundo afectan a los recursos naturales. Está clarísimo.

—Sigo sin entender.

—No puedo explicarle mucho más, no lo entendería. Por momentos puede parecer un capítulo de Friends hecho en China con la estructura temporal de Memento, pero en stop motion.

—Lo que pasa es que la realidad es compleja y confusa. Sobre todo, si la entendemos como la contraposición con lo fantástico e ilusorio y en la esquina hay un elefante con seis personas tocándolo por todos lados cual cacheo pasando bulevares.

—Más claro échele agua.

—Tiene razón, es tremendo lo que está pasando con el agua. Y no me refiero a los corralitos de Aguas que emulan el tránsito en la ciudad con un buscaminas.

—Increíble, impactantes imágenes. Nunca había visto algo así.

—Ver la Setúbal con destino de páramo es muy parecido a Mad Max de bajísimo presupuesto. Una remake en donde los autos interceptores se convierten en monopatines eléctricos.

—Yo le hablaba de las inundaciones en Suiza, Alemania y Bélgica.

—Pero para inundaciones mejor no olvidar la del 2003.

—A mí nadie me avisó. ¿Cuándo fue el 2003?

—No se haga el distraído y mire por el retrovisor.

—En todo caso, le puedo decir que he visto algo que quizás yo no lo pueda decir en público, quizás no lo voy a decir nunca. Algo vi que seguramente no me terminó de convencer. Aparte no va a comparar una inundación del primer mundo, en Alemania, con una de nuestra comarca.

—¿Se vacunó? ¿De qué team es: rusa, china o de países del primer mundo?

—Hay lugares donde falta el agua y lugares donde sobra.

—Perdón, usted quiere decir que la propiedad de los medios de producción está a cargo de los de siempre, mientras que el trabajo, lo desempeña el APPproletariado.

—No, el dinero es, en definitiva, una red social.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí