Da vértigo. El poder del mundo cambió completamente en los últimos 20 años. Tres mapas dinámicos muestran cómo el comercio mundial pasó de estar dominado por Estados Unidos en 2000 a quedar bajo el influjo masivo de China en 2020.

A partir de un gráfico de la revista The Economist, elaboramos en base a datos la Dirección de Estadísticas del FMI tres mapas dinámicos que muestran la evolución del comercio internacional de todos los países en relación con China y Estados Unidos. El resultado de los últimos 20 años es taxativo: China domina el comercio mundial.

En 2020, Estados Unidos era el origen de la mayoría de las importaciones de todo el mundo y el destino de la mayoría de las exportaciones de todo el mundo. Esa posición dominante, después de dos largas décadas signadas por las fallidas incursiones en Afganistán e Irak, la crisis inmobiliaria de 2009 y la pandemia, ahora está completamente bajo el dominio de China, que también hizo lo suyo.

Tasas de crecimiento no vistas en ningún otro lugar del mundo, un desplazamiento masivo de la población rural a las ciudades y el incremento de la demanda de productos agropecuarios –la famosa soja para alimentar chanchos chinos– para darles de comer son sólo alguno de los rasgos vulgarmente conocidos de la economía china y su relación con el mundo. Menos conocido es su decidido desembarco en África o sus operaciones de construcción de infraestructura allí donde sus intereses lo requieran.

Por ejemplo, la empresa estatal que domina la seguridad alimentaria china, Cofco, se hizo de la multinacional Nidera en 2014, resultando en la posesión de dos puertos propios en Timbúes y Puerto General San Martín, Santa Fe. Para el momento de la compra, Nidera estaba entre los diez principales exportadores de productos agropecuarios en Argentina. Así, la empresa nacional china exporta a China los granos argentinos desde puertos propios enclavados en nuestro país. Casi como el ferrocarril inglés en la Argentina del siglo XIX.

(¿Pudo haberse logrado una Cofco local con la nacionalización de Vicentín? Esa pregunta nunca tendrá respuesta).

Lo cierto es que mientras acá se le sigue diciendo «el mundo» a lo que sucede en Estados Unidos –y un poquito en Europa occidental–, en el mundo real hubo un cambio rotundo en estos últimos 20 años. En su comparación con Estados Unidos, la primacía china como destino de las exportaciones y origen de las importaciones implica tanto un cambio en el peso del poder global como de las relaciones de los países entre sí. No sólo es relevante que China sea predominante como destino de las exportaciones y origen de las importaciones en el propio país, el tema es que también lo es en el país vecino y, prácticamente, en todos los continentes.

En lo que refiere a las importaciones, así fue el cambio en los últimos 20 años.

En lo que refiere a las exportaciones, así fue el cambio en los últimos 20 años.

Sumadas importaciones y exportaciones, así cambió el predominio de las dos principales potencias mundiales durante los últimos 20 años.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí