Olas de calor eran las de antes

Los medios de comunicación santafesinos y las coberturas histórica de las altas temperaturas: ¿antes hacía más o menos calor?

La ola de calor de esta semana, que nos asaltan cada vez más seguido, nos pone reflexivos. ¿Sobre el cambio climático? ¿sobre cómo administramos los recursos naturales? No, las preguntas van más por el lado de ¿por qué todavía no me mudé a Suiza? o ¿cómo no tengo una madre millonaria? Cuestiones acaso sin respuesta, el calentamiento global tanto como la ilusión tonta de heredar la fábrica de Liliana, que además de ventiladores produce aires acondicionados.

En la Santa Fe del siglo pasado los veranos eran bastante parecidos y así lo reflejaban los diarios de la época como El Orden. En este ejemplar del sábado 3 de enero de 1948, que se puede consultar en la Hemeroteca Digital del gobierno provincial, también acusaban las temperaturas altas diciendo, con su característica galantería, por ejemplo que «las calles de la ciudad semejaban un horno gigantesco. Un fuerte y cálido viento norte aumentaba en vez de mitigar el rigor de la temperatura, sometiendo a una verdadera tortura a los que por sus ocupaciones no podían quedarse en sus domicilios, gozando de la comodidad de que se disfruta en todo ambiente de intimidad». Tomá mate con chocolate.

Con particular entusiasmo, además, se ponderaba el sacrificio de los laburantes en semejantes jornadas de calor:

Diario EL ORDEN, Sábado 3 de Enero de 1948.

 

En una edición del mismo periódico, del miércoles 16 de noviembre de 1927 acusaban faltas en los servicios: «Es deficiente el servicio de agua corriente. Son numerosas las quejas que ene estos últimas días se han recibido sobre el deficiente servicio de aguas corrientes. La falta de agua preocupa justamente frente a lo indispensable de este servicio, en días de extremo calor. Se espera que las autoridades competentes solucionen este inconveniente…». La incredulidad y la queja, aparentemente, son virtudes que nos caracterizan desde hace bastante tiempo:

No te olvides de tomar agua.

 

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí