Pasá el finde mirando las pelis recomendadas de Cine Club

Fotograma de la película DRIVE MY CAR, de Ryûsuke Hamaguchi:

Cine japonés, una película sobre violencia hacia las mujeres, otra de vampiros y más para ver entre las recomendadas de esta semana. Enviá tu correo para acceder a las descargas a pausadigital@gmail.com. Sólo para suscriptores y socios del Cine Club.

Probablemente el cine de Ryûsuke Hamaguchi sea la mejor noticia que ha dado la filmografía japonesa en mucho tiempo. Un director que tiene una decena y media de largometrajes, que ya era conocido en el circuito de festivales pero que ha tenido un 2021 en gracia, con el estreno de sus dos últimas películas: La rueda de la fortuna y la fantasía y Drive my car, siendo esta última la que lo catapultó a la fama y a obtener múltiples de nominaciones en los festivales más importantes del mundo. Con una mirada existencialista en la construcción de sus historias, su cine se asienta en el magnetismo que se construye en los diálogos que, en todos los casos, parece ser una condensación de la estructura narrativa de sus películas, una suerte de helicoidales que van surgiendo y desarrollándose sucesivamente y van completando la profundidad y el sentido de lo que le sucede a sus personajes.

En Drive my car, que compartimos esta semana, la historia parte de la pareja de una dramaturga y un director de teatro, ella crea y relata sus obras en la cama y él las recuerda para escribirlas luego; de allí en más, a partir de diferentes situaciones se van sumando personajes –y restando también- en una historia que los lleva de Tokio a Hiroshima y luego a Corea, con lo cual hay un toque de road movie también en este film que en una buena dosis transcurre a bordo de un Saab 900 turbo (un auto de origen sueco) conducido por otro de los personajes centrales de la película.

Con un guión basado en tres cuentos de Haruki Murakami, este film de Hamaguchi lleva cosechada la friolera de 70 premios internacionales. Otro film oriental, Parasite de Bong Joon-ho, ganaba en febrero de 2020 los premios Oscar a la mejor película y a la mejor película internacional y, pandemia mediante, son las mismas categorías a la que está nominada Drive my car para la ceremonia del próximo domingo, lo cual se evidencia la gran calidad del cine que está viniendo del lejano oriente.

DeSvelado

Test pattern es la ópera prima de la directora Shatara Michelle Ford y una de esas pequeñas joyas al estilo de Never Rarely Sometimes Always de Eliza Hittman, capaz de condensar sin complejidades ni sobreexplicaciones y con una anécdota fuerte, toda una problemática individual y social. Si en la última era la interrupción voluntaria del embarazo, aquí se trata de los avatares que debe sufrir una mujer víctima de una violación, que en todas las sociedades en general, es re-victimizada tanto por la policía donde debe denunciar a los delincuentes, pasando por el sistema de salud y hasta por la mirada de los propios afectos. Y más aún si hablamos de una mujer afro-descendiente en el estado de Texas, uno de los más conservadores de los EEUU.

Excelente debut entonces, para esta directora que también es afro-descendiente, con una de esas películas donde el cine trasciende lo meramente estético y con la cual ha ganado 6 premios, todos para ella en las categorías de guión y dirección, aunque se encuentra magistralmente interpretada por Brittany S. Hall como Renesha.

Cine Estudio

Y llegamos al final de la retrospectiva de Richard Lester con El regreso de los mosqueteros del año 1989. Último film de ficción de Lester (luego solo hizo un documental sobre Paul McCartney), retoma la saga de las redituables dos películas realizadas a mediados de los 70 –cuando por el precio de una, estrenó dos films con el consiguiente escándalo judicial-, con menos presupuesto, lo cual se nota en la película, pero con los mismos actores y signado por una tragedia: la muerte de Roy Kinnear durante el rodaje al caerse de un caballo.

Como dijimos, luego de esta película el bueno de Richard se retiró y hoy vive plácidamente en Inglaterra a sus noventa años recién cumplidos.

Cine y vampiros

Continuando con nuestro ciclo sobre los chupasangre, esta vez vienen de Cuba y en formato de animación. ¡Vampiros en La Habana! es la recordada película de 1985 dirigida por Juan Padrón (que también realizó Mafalda en 1993) y que tendría una secuela en 2003.

Una familia de vampiros de Cuba se está preparando para un enfrentamiento entre los vampiros de EE. UU. y los vampiros de Europa del Este. Pero con la ayuda de un científico, necesitan un tipo de vacunación para que puedan vivir a la luz del día.

Corto

Los hermanos directores iraníes Bahman Ark & Bahram Ark tienen una corta carrera con un par de largos y el corto AniMal con el cual han ganado relevancia internacional dentro del género de fantasía y terror. La cosa viene de la siguiente manera: un hombre que desea cruzar la frontera caza un carnero y decide huir disfrazado de este animal, en este corto multipremiado internacionalmente.

 

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí