Y Messi quedó solito

El Mundial de Rusia 2018 fue un baño de realidad para la Selección.

La Selección Nacional se chocó con la realidad. El 2018 quedará en la historia como el año donde se terminó el sueño de ver campeones a la gran generación de futbolistas que lideró Lionel Messi.

Luego de una exigente y difícil clasificación al Mundial de Rusia, el equipo que dirigía Jorge Sampaoli llegó a la Copa del Mundo herido, y así jugó en los cuatro partidos que duró la ilusión: como un equipo sin rumbo y por momentos moribundo. Apenas cruzó la frontera de grupos y en octavos de final se topó Francia; todo terminó como nos imaginábamos.

La generación de Messi será recordada por los buenos jugadores y por esos subcampeonatos que, a medida que pase el tiempo, serán más valorados. Hoy es el turno de la renovación, el tiempo de Lionel Scaloni, el DT que quedó por descarte. Pero el resumen de 2018 termina con una noticia positiva: el “10” del Barcelona terminó sus vacaciones con la albiceleste, el rosarino le dijo al entrenador y a Claudio “Chiqui” Tapia que cuenten con él para la Copa América 2019.

Se terminó el tiempo de la Selección candidata: 2018 fue el punto final, el cachetazo para muchos que creían que por tenerlo a Messi se podía ganar un Mundial o una Copa América. Bienvenidos a la realidad del fútbol argentino y ojalá sea el ingreso de cierta reconstrucción del equipo de todos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here