Una escena del Congreso. Foto: Gustavo Rodríguez.

Por primera vez directoras técnicas del país tuvieron un congreso y fue en Santa Fe. Contra los prejuicios, el fútbol femenino levanta vuelo desde todos los sectores de la cancha.

Arrancó la primera fecha de un torneo histórico, con 17 equipos que son parte de esta primera etapa de semiprofesionalización del fútbol femenino. 17 equipos de mujeres, de los cuales solo tres tienen, además, entrenadoras mujeres: Huracán, Rosario Central y Lanús.  

“Se van cayendo muchos preconceptos: decían ‘El fútbol femenino no vende porque no lo ve nadie’ y después tenemos el Mundial, la cancha llena en Arsenal, ahora la televisación; ‘No dirigen mujeres porque no hay entrenadoras’ y se hace un Congreso al que vienen casi 60 DTs de todo el país”, dice la periodista Ayelén Pujol en un parate del Primer Congreso de Directoras Técnicas que se realizó en el predio de la Liga Santafesina, el lunes 23 y martes 24.

El encuentro fue organizado por la Asociación de Técnicos del Fútbol Argentino (ATFA) –otorga títulos habilitantes para dirigir en AFA– y contó con entrenadoras de Tucumán, Entre Ríos, Córdoba, La Pampa, Río Negro, Corrientes, Mendoza, Buenos Aires y Santa Fe. La asociación existe desde 1963, pero recién en 1998 se recibió la primera camada de  directoras técnicas. “Necesitábamos un respaldo institucional para empezar a visibilizar, no sólo a jugadoras, sino también a las DTs; fuimos con ese planteo al secretario general de ATFA, Victorio Cocco, que lo entendió y nos abrió la puerta para poder organizar este primer congreso”, comenta Bettina Stagñares, ex jugadora y DT, hoy manager del fútbol femenino de Estudiantes de La Plata. 

Actualmente ATFA tiene en sus registros a 16 mil directores técnicos, y de ese total sólo 150 son mujeres. “Seguro hay muchas más que no están registradas, y ese también es un poco el objetivo de este congreso, empezar a visibilizarnos y encontrarnos”, dice Stagñares. Aunque son pocas en comparación con los varones, el auge del fútbol femenino en los últimos años ha hecho que la matrícula se incremente considerablemente: hoy a 150 estudiantes, la misma cantidad de DT registradas desde 1998. 

Integral

El encuentro en Santa Fe tuvo capacitaciones tanto teóricas como prácticas. En los sucesivos paneles de historia del fútbol femenino, el fútbol en perspectiva de género, medios de comunicación, arbitraje y maltrato infanto juvenil, entre otros, disertaron directoras técnicas, jugadoras, ex jugadoras, profesoras, periodistas, psicólogas y árbitras. 

“Es un tiempo donde se están derribando mitos, todo eso que inventaron para sacarnos, para corrernos de distintos lugares”, señala Pujol. “Y este, el de las entrenadoras, es un rol fundamental, porque ahí lo que se disputa es el sentido de quién es el portador del conocimiento, hasta ahora siempre el sentido común indicaba que el conocimiento es de los varones, en el fútbol y en muchos ámbitos”. 

Mónica Santino, la creadora de La Nuestra, ese espacio donde las pibas y mujeres de la Villa 31 juegan al fútbol desde hace más de una década, dice que vive este momento del fútbol femenino con orgullo. “Este 2019 nos sacudió con un montón de días históricos: el anuncio de la profesionalización, la actuación de Argentina en el Mundial y ahora este evento, la primera vez que una institución como la ATFA, siempre y aún hoy dirigida, creada y pensada por varones, abre este espacio. Lo vivo con orgullo, porque sé que es la batalla de muchas de nosotras, y a la vez como una oportunidad de generar alguna plataforma, una base, que nos permita encontrarnos más, capacitarnos en nuestro lenguaje y en nuestra manera de ver el fútbol”. 

En el Congreso hubo clínicas con ejercicios y tácticas, charlas más enfocadas en la práctica de la disciplina, pero además buena parte de los ejes temáticos abordaron las complejidades que viven las futbolistas y DTs, tanto fuera como dentro de la cancha. “Estamos hablando de diversidad, de autopercepción, delante del presidente de ATFA y de técnicos que en su vida deben haber escuchado hablar de estas cosas, eso es histórico y me parece que es nuestro aporte, es el aire fresco que le podemos dar al fútbol, a ese fútbol del que fuimos parte siempre y que ahora nos está tocando vivir con mayor visibilidad”.

Pasen la pelota, muchachos

Una de las primeras disertantes del Congreso, el lunes por la mañana, fue Yanina Gaitán. En el medio de su exposición hubo un grito de gol y aplausos de todas las asistentes. 

Gaitán no es una ex jugadora cualquiera: fue la primera futbolista argentina en convertir un gol en un mundial femenino oficial de la FIFA. Y el video de ese momento hizo estallar a su público en Santa Fe. 

Esa Copa del Mundo se jugó en 2003, en Estados Unidos, y así la recuerda la goleadora: “Fue una experiencia increíble jugar ahí, los estadios estaban llenos, la gente sigue mucho el fútbol femenino. En ese partido contra Alemania entré en el segundo tiempo, íbamos perdiendo 4-0, pero una siempre entra con la ilusión y las ganas de hacer el mejor papel, por la camiseta, por la pasión. En una jugada me queda la pelota para darle con la zurda, aunque soy derecha, y se me dio, entró. Me enorgullece porque hacer un gol en un Mundial no es algo que sucede todos los días. Es glorioso, sobre todo por el trabajo que una hizo, que hacemos todas, es lo que soñamos”. 

Gaitán se recibió de DT en 2006. Desde entonces tuvo un paso como ayudante de campo en la UAI Urquiza –en 2012–, luego dirigió futsal en Atlanta, algunas escuelitas de fútbol y hoy su trabajo es como profesora de educación física. “Pero quiero volver a dirigir porque es lo que más me apasiona”, dice con seguridad. 

“En este torneo que comenzó hay 17 equipos y solo tres están dirigidos por mujeres, pero somos muchas las que estamos recibidas, capacitadas y que queremos trabajar”, señaló. “Ojalá ahora se abran más puertas y podamos también nosotras aportar al crecimiento del fútbol femenino. Si no estamos no es por falta de capacidad sino por falta de espacios, de oportunidades”. 

Ayelén Pujol, Mónica Santino y Yanina Gaitán, en el predio de la Liga Santafesina donde se desarrolló el congreso.

Otro fútbol

El feminismo como fuerza de empuje de todos estos cambios en el fútbol femenino, es a esta altura un consenso bastante claro y difundido entre las mujeres que forman parte de la disciplina. Nada de todo esto estaría sucediendo sin un movimiento de mujeres y disidencias que esté peleando por cambiar la cultura patriarcal y heterosexista en la que vivimos.

“Haber logrado que el fútbol entre en esa agenda del movimiento de mujeres, también hizo que muchas mujeres, por el feminismo, empiecen a jugar al fútbol, y que las más grandes, de mi generación o antes, le podamos poner el nombre de feminismo a tantas batallas que capaz antes no lo hacíamos, y eso me parece interesante”, comenta Santino. “Creo que es algo que tenemos que aprovechar para sentar las bases, necesitamos generar puntos de partida mucho más sólidos y me parece que el feminismo es esa respuesta, ese colchón donde todas nos acostamos, donde se puso Maca Sánchez para hacer la denuncia, y desde donde se asentaron  tantas cosas que nos vienen pasando en este tiempo”.  

Bettina Stagñares fue durante 13 años DT de Estudiantes de La Plata. Dice que quien la motivó a asumir ese rol fue Carlos Bilardo. “Fanática de Estudiantes y bilardista”, se define, pero también aclara: “Muchas cosas que él me dijo, me enseñó, me ayudaron mucho, pero también sabemos que el fútbol femenino tiene otra impronta. Nosotras tenemos contacto con jugadoras de todos los equipos, nos conocemos, tenemos contacto más allá de los clubes porque peleábamos por las mismas cosas, entonces está esta cuestión de sororidad entre nosotras y cuando nos encontramos en un partido, se vive de otra manera, se respeta al rival, no se lo ve como el enemigo. Sin ir más lejos, yo el viernes fui a ver el partido de Gimnasia al Bosque. Es otra forma de ver y vivir el fútbol, nos cuenta también porque venimos de ese otro fútbol, más contaminado, con violencia, negocios, pero yo creo que le estamos buscando y encontrando la vuelta para que el nuestro sea otra cosa”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here