Los 25 millones de Bullrich para Santa Fe, un engaño «irrelevante»

El helicóptero transporta a Bullrich y al ministro de Gobierno y Reforma del Estado santafesino, Pablo Farías.

Por las inundaciones, la ministra de Seguridad de la Nación anunció 25 millones de ayuda. Sin embargo, ya habían sido enviados a mediados del mes pasado. Y el gobernador los había catalogado como irrelevantes.

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, sobrevoló este miércoles algunas zonas inundadas de los departamentos La Capital, San Justo, Garay y San Javier. Antes, en una breve conferencia de prensa realizada en el aeropuerto de Sauce Viejo, anunció una ayuda de 25 millones de pesos para la provincia que, en rigor, ya fueron enviados el 13 de abril. Aquel envío había sido confirmado por el gobernador Miguel Lifschitz el 18 de abril, día en que se decretó la emergencia hídrica en 18 de los 19 departamentos de la provincia.

Los 25 millones de pesos destinados por la Nación para Santa Fe fueron “directamente a las cuestiones que tienen que ver con la emergencia”, según mencionó Bullrich. La provincia los asignó al área de Protección Civil. Cuando el gobernador confirmó ese envío, hace algo más de dos semanas, calificó el monto como “irrelevante” en comparación con la magnitud del desastre causado por las lluvias de abril.

La ministra estuvo acompañada en la conferencia por los ministros de Gobierno y Seguridad de la provincia, Pablo Farías y Maximiliano Pullaro. La ayuda económica de la Nación proviene del Sistema Federal de Emergencias (Sifem) y los recursos deben utilizarse “para poder paliar algunos de los problemas” ocasionados por las inundaciones, según Bullrich. “Después, hay obras de otra envergadura que se hacen desde otros sectores del Estado”, en referencia al Ministerio del Interior que comanda Rogelio Frigerio.

En otro anuncio repetido, la ministra de Seguridad dijo que su cartera pone “a disposición de la provincia, si así lo requiere, nuevos elementos de Gendarmería Nacional y Prefectura Naval, como camiones y la posibilidad de arreglar algunos caminos para que, dentro del drama de la inundación, la gente la pase lo mejor posible, pueda tener salidas de sus lugares y también salidas de las cosechas, al menos rescatar una parte”.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí