La pesca del atún en el mediterráneo

Garum es una salsa de pescado preparada con vísceras fermentadas de pescado que era considerada como un alimento afrodisíaco por los habitantes de la antigua Roma, solamente consumido por las clases altas de la sociedad. Y así también se llama el ensayo fotográfico del gaditano Antonio González Caro alrededor de la pesca del atún en el sur de la costa española, mediante el sistema de la almadraba.

El trabajo ha sido realizado desde 2011 al 2013. El fotógrafo pasó como uno más de la tripulación durmiendo en barcos de pesca, compartiendo cenas y copas con los pescadores, permitiéndole un acercamiento visual propio del mejor fotoperiodismo.

Así describe Antonio González Caro a su Garum:

Allí donde se une el Atlántico con el Mediterráneo, existe un pueblo que vive adormilado gran parte del año.

Con la primavera, se espera la llegada del atún rojo, su especie más salvaje. Los barcos, anclados en el puerto, parecen presentir este momento. La oscura inmensidad del mar transmite su eco por toda la costa.

Quinientas anclas gigantescas y muchos kilómetros de redes son transportados en los barcos, que más tarde formarán un laberinto mortal que acorrala a los atunes a su paso. Allí comenzará una lucha entre el hombre y la naturaleza.

El amanecer da comienzo a «la levantá», los barcos se reúnen formando un círculo. Trescientos atunes encerrados salpican con sus colas agónicamente, sabedores de una muerte anunciada. El agua parece hervir, formándose una imagen de una fuerza desbordada.

Los pescadores van levantando la red lentamente. Sus cuerpos doloridos y magullados parecen estimularse con la esperanza de una buena pesca.

Al finalizar la batalla, el mar teñido de rojo, se calma y enmudece, dejando paso al silencio.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí