«El CONICET está al borde de la parálisis»

Más de 200 directores y directoras del CONICET publicaron una carta en la que exponen la gravísima situación del sistema científico tecnológico argentino: sus salarios «son los más bajos de toda nuestra región geográfica.»

En la misiva que está circulando desde hace algunos días, los científicos dan cuenta de una crisis que «afecta a muchos organismos públicos» y a la que se agrega una «profunda preocupación por la grave crisis que amenaza la supervivencia del sistema científico tecnológico Argentino». En este sentido, fue que dirigieron su reclamo hacia las cámaras de diputados y senadores, «para solicitarles que adopten medidas urgentes para superarla (a la crisis), contribuyendo de ese modo a preservar un sector que es clave para el desarrollo nacional.»

 

Para tomar dimensión de la cantidad de profesionales afectados por la malaria, basta con leer el primer inciso de la carta: en el organismo trabajan «casi diez mil investigadores, un número similar de becarios y cerca de tres mil técnicos distribuidos en más de 250 Institutos ubicados en 22 provincias del país.»

Desde no poder pagar las boletas de los servicios básicos, hasta no poder mantener los equipos de investigación ni poder garantizar la seguridad o la limpieza, además se teme por la «destrucción de grupos de trabajo, la paralización de instrumental muy valioso y el éxodo de científicos, dilapidando de ese modo la inversión que nuestro país realizó a lo largo de muchos años.»

En otro de los apartados, como si todo esto no fuera bastante, se avisa que hace más de un año que se abandonó el pago de proyectos de investigación y que «están pendientes de ejecución un total de 24 obras edilicias aprobadas para institutos de investigación del CONICET en todo el territorio nacional.»

La carta completa.

 

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí