Escoltado por Alberto Fernández, Evo Morales regresó a Bolivia

Con el regreso de la democracia, el líder del MAS volvió a pisar suelo boliviano tras su exilio. Fue acompañado por el presidente Alberto Fernández y recibido en la fronteriza localidad de Villazón por una multitud que realizó junto a él la «caravana del retorno a la patria».

Tras la asunción del presidente Luis Arce, Evo Morales regresó a Bolivia. El ex mandatario se encontraba exiliado desde hace un año, luego del golpe de Estado perpetrado por los sectores de la derecha conservadora boliviana. Mientras Jeanine Áñez tomaba el mando presidencial escoltada por militares, Morales viajaba a México en resguardo de su integridad física. Tras la asunción de Alberto Fernández y Cristina Fernández, el 12 de diciembre el dirigente se radicó en Buenos Aires. Ayer, tras el retorno del MAS al poder, Evo volvió a pisar el suelo de su patria acompañado por el presidente argentino.

Alberto Fernández junto a su comitiva acompañó esta mañana al ex mandatario boliviano, Evo Morales, en su regreso al país vecino a través del Paso Internacional La Quiaca en Jujuy. Morales realizó su primer acto post exilio en la fronteriza ciudad de Villazón. Allí comenzó la «caravana del retorno a la patria».

Tras el cruce de la frontera, el jefe de Estado argentino expresó: «Nuestro objetivo es garantizar que nuestro querido compañero y hermano, Evo Morales, regrese a su patria de la que nunca debió haber salido y nunca debería haber sido maltratado como lo fue». Luego, Fernández aseguró: «El pueblo no se equivoca y ha vuelto por las urnas a reivindicar el proyecto que Evo representa».

«Somos parte de una Patria Grande que quiere crecer, quiere justicia, y quiere el desarrollo no para algunos sino para todos. Una patria que quiere abrazar a todos, y que cada uno de los latinoamericanos sea parte de este continente maravilloso» expresó el mandatario y reforzó: «No queremos países para algunos, sino países para todos, en los que todos puedan crecer y desarrollarse».

«Para lograr ese objetivo hay un instrumento que nunca debemos olvidar y que es el más importante con el que contamos, que se llama democracia, y es el deber de cada uno de nosotros ir en socorro de aquellos pueblos que se ven amenazados o directamente lastimados por levantamientos como el que sufrió Bolivia hace un año atrás», subrayó el presidente argentino.

Y aseguró: «Estoy muy feliz de haber podido tenderle la mano y albergar a Evo, a Álvaro y a los compañeros de Bolivia en nuestra tierra».

Por su parte, Evo Morales expresó: «Estoy sorprendido por el acompañamiento del pueblo argentino y especialmente por el hermano, presidente Alberto Fernández» y afirmó: «Nunca vamos a olvidar que me salvaron la vida. Me sentí como en casa en Argentina, y parte de mi vida queda en el país después de estar 11 meses aquí».

El ex mandatario boliviano agradeció el apoyo del gobierno y de los movimientos sociales argentinos y aseguró: «Somos parte de una familia, venimos de muy abajo y entendemos los problemas políticos, económicos y sociales» de la región.

«Somos la Patria Grande, un pueblo que trabaja en solidaridad pero también en contemporaneidad», explicó Morales y recordó el trabajo del ex presidente argentino, Néstor Kirchner. Al finalizar, aseguró que «la lucha de los pueblos continuará mientras siga el capitalismo y el imperialismo».

De Argentina a Bolivia

Morales y Fernández se encontraron ayer en La Quiaca; el presidente argentino regresaba de participar en La Paz de la asunción de Arce. Allí se reunió con el nuevo mandatario boliviano, además de mantener un encuentro con el rey de España Felipe VI y el vicepresidente español Pablo Iglesias. Mientras tanto, Morales visitaba en Jujuy a Milagro Sala. Por la noche, el presidente argentino y el dirigente del MAS cenaron en compañía de Álvaro García Linera, vice de Evo hasta el golpe de estado del año pasado, y de dirigentes y funcionarios argentinos y bolivianos.

Milagro Sala recibió a Evo en la puerta de su casa del barrio Cuyaya. «Gracias por su lucha, por su esfuerzo, por resistir. Con ustedes volvimos a resurgir de nuevo como pueblo originario», le dijo Sala al expresidente. Y agregó: «Te pido disculpas como jujeña, como coya, como latinoamericana. Desde Jujuy hay muchos que los vamos a apoyar y a estar al lado de ustedes porque son ejemplo de lucha». Evo Morales respaldó la lucha de la líder de la Túpac Amaru. En respuesta, el líder boliviano manifestó: «Gracias por tu apoyo y solidaridad. Comparto su lucha. Tarde o temprano llega la Justicia. Mucha fuerza, hermana Milagro. Estamos contigo».

Tras su encuentro con Milagro Sala, Evo Morales compartió un video en redes sociales para narrar el recorrido desde noviembre de 2019 hasta el día de hoy. Allí agradeció al mexicano Andrés López Obrador y a Alberto Fernández «por hacer lo imposible para sacarme con vida desde Bolivia». También manifestó su gratitud hacia Cristina Kirchner y a las organizaciones sindicales y de derechos humanos de nuestro país. «Hace exactamente un año, Bolivia sufría uno de los peores momentos de su historia, cuando en complicidad con la OEA, varios grupos de poder ejecutaron un golpe de Estado, desconociendo la voluntad popular», describió. El referente también aludió a la represión que sufrieron los movimiento sociales por decisión de la policía que dirigía Jeanine Áñez.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí