Paritaria estatales: «La precarización afuera de la agenda»

    Foto: Mauricio Centurión

    Tras la reunión paritaria de esta semana y el paro llevado adelante el miércoles 23 por ATE y UPCN, la Asamblea Interministerial de Estatales Precarizados de la provincia emitió un comunicado dando cuenta de la situación de las y los trabajadores. «La precarización laboral se perpetúa con contratos basura y despidos», señalan. 

    Las y los trabajadores del Estado provincial nucleados en ATE, UPCN y AMRA llevaron adelante un paro el pasado miércoles. Fue la primera medida de fuerza del año de UPCN y ATE, los sindicatos que nuclean la mayor parte del personal del Estado provincial. AMRA y Siprus ya habían realizado otras acciones en el marco de los reclamos específicos de los trabajadores de la salud.

    Los gremios reclaman una recomposición salarial en un año en el que sólo se acordó el pago de bonos no remunerativos. El gobierno había ofrecido el lunes un aumento del 6%. La inflación acumulada en lo que va del año es del 30,9%.

    Ante esta situación, la Asamblea Interministerial de Estatales Precarizados emitió un comunicado en el que señalan que la precarización laboral fue «el gran tema ausente en las declaraciones anteriores y posteriores a la reunión, tanto de parte del gobierno como de las conducciones gremiales».

    Según comentaron, crece el malestar entre personal estatal que lleva entre tres y siete años, o más, prestando servicios en el Estado provincial de manera precaria. «Con contratos basura o directamente sin contrato, el personal precarizado queda a merced de los despidos arbitrarios y cualquier tipo de abuso patronal, mientras la línea de pobreza asciende a los $52.000, bien lejos de un salario precarizado».

    Los estatales de la provincia hacen su primer paro del año

    Pase a planta

    Luego de la reunión paritaria del lunes sólo hubo trascendidos respecto de lo que se discutió, ya que los gremios no brindaron precisiones. Entre esos trascendidos está que el gobierno provincial llevaría adelante, a partir de marzo de 2021, el pase a planta de «personal contratado que se venía desempeñando en tal carácter al 31 de diciembre de 2018 y que continúa en dicha condición en la actualidad».

    Sobre este punto, desde la Asamblea alertan que: «En la actualidad existen centenares y centenares de compañeros y compañeras que efectivamente tienen una antigüedad mayor a la mencionada, pero que revisten la condición de cesantes porque sus contratos no fueron renovados».

    «Se estima que el número de compañerxs en esa condición asciende al millar de trabajadorxs, cifra que crece permanentemente porque todos los días vencen contratos que no se renuevan», agregan. «Los primeros despidos encubiertos bajo la modalidad de «no renovación» comenzaron en noviembre de 2019 con la anterior gestión, se profundizaron en diciembre del año pasado y mes a mes van creciendo las desvinculaciones. Es decir que hay trabajadores que llevan un año despedidos mientras esperan que se haga justicia con un pase a planta que nunca llega».

    Finalmente señalan: «Si efectivamente se cumplen los trascendidos sobre los requisitos para el pase a planta, sería la consumación, rubricada por paritaria, de cientos y cientos de despidos en el Estado provincial. El derrotero del gobierno durante el 2020 respecto de la precarización laboral muestra más dilaciones que avances y la resolución vuelve a depender de la voluntad política de quienes no respondieron durante todo el año».

    Foto: Mauricio Centurión

    Salarios

    En el comunicado emitido, la Asamblea Interministerial de Estatales Precarizados también hace referencia a la cuestión salarial del personal de planta y la falta de información clara respecto de las cifras que se manejaron en reunión paritaria. «Tras la reunión del lunes, los Secretarios Generales -de los gremios- se limitaron a declarar a la prensa que rechazan cualquier tipo de bono (cifras no remunerativas) y que aspiran a una recomposición de dos cifras. Las declaraciones abren una brecha de incertidumbre que va del 10% posible «con dos cifras» al 31,7% de inflación anual medida en noviembre por el IPEC, cifra a la que todavía falta agregar la inflación de diciembre, que se conocerá en enero».

    «Nos encontramos a una semana de que termine el año 2020 sin ningún aumento salarial para el personal estatal», destacan. «Frente a una inflación del 32%, el aumento de salario fue del 0%. De más está decir que la inflación pega mucho más fuerte sobre los trabajadores precarizados, que ganamos salarios de miseria, sin aguinaldo, bono, ni obra social. En este contexto, resulta difícil desearle «felices fiestas» a los trabajadores públicos, sean precarizados o efectivos».

    El comunicado cierra con cuatro exigencias: «Reincorporación ya del personal despedido; pase a planta ya; por la publicación de los listados del personal precarizado en condiciones de pasar a planta; y aumento de salario igual a la inflación urgente, para precarizadxs y efectivxs».

    Dejar respuesta

    Por favor, ¡ingresa tu comentario!
    Por favor, ingresa tu nombre aquí