Luciana Peker: «Lo que no se bancan muchos varones es el concepto de las mujeres deseantes»

Foto: La Marea.

En el marco de su llegada a Santa Fe para participar esta noche de una charla con Darío Sztajnszrajber, la periodista especializada en género dialogó con Pausa sobre el goce, el amor y los nuevos mandatos.

Luciana Peker y Darío Sztajnszrajber estarán esta noche en Santa Fe y juntos brindarán la charla Deconstruir el amor: la paja, el «te amo», el garche. La misma es organizada por Nogadel Campus -ubicado entre La Tatenguita y El Paso- y comenzará hoy a las 21 horas. En la previa, la periodista especializada en género charló con Pausa sobre algunos de los temas que viene abordando a través de su escritura y también de la dupla con el filósofo Darío Z. El ticket para el show podrá adquirirse en el siguiente link.

«Esta noche vamos a hablar del ‘te amo’, de la paja y del garche desde distintos puntos de vista, con lo que produce la posibilidad de conversar y de que cada cual pueda seguir sus propios caminos en relación al amor y al sexo», invita Peker.

La autora de Putita Golosa afirma que «el amor y el goce son muy importante para las mujeres. Una sensación muy fuerte que yo intento radiografiar y contar es que el precio por la libertad, por el trabajo, por la pelea política, es perder amor y goce. Nos cobran con el amor y el goce la pelea por nuestros derechos».

Al respecto, explica: «Lo que no se bancan muchos varones es el concepto de las mujeres deseantes. Si las mujeres le dicen que no al abuso, a la incomodidad, al acoso, a formas de sexo que ellas no quieren, los varones no es que dicen ‘bueno, a ver, cómo querés’; sino que cobran el deseo en muchos casos y hacen sentir que si las mujeres avanzan ellos retroceden. Por lo tanto hacen pagar un precio por el deseo».

«No es que el feminismo viene a terminar con el deseo, por el contrario: hace que las mujeres sean sujetas deseantes y no objetos de deseo. Pero muchos varones, si no pueden hacer de las mujeres sus objetos, no pueden soportar que las mujeres sean sujetos deseantes», afirma.

Sexo carilina

Pese al crecimiento de la marea feminista, aún siguen vigentes muchos tabúes en relación al cuerpo y a la sexualidad. Peker repasa: «hay tabúes con el sexo oral, con la masturbación; los varones que no quieren hacer sexo oral y las mujeres que se supone que sí deberían hacerlo; que si las mujeres tienen muchas citas por apps de citas son demasiado relajadas; que son las mujeres las que se quieren casar». «La idea por ejemplo de que en la primera cita tenés que ser ultra liberada cuando en verdad las mujeres más que posiciones súper complejas lo que quieren es generar niveles básicos de confianza para poder liberarse y poder gozar más», grafica.

En tiempos de Tinder, la autora de Sexteame, amor y sexo en la era de las mujeres deseantes, sostiene que «las relaciones fugaces o con menos compromiso por supuesto que son válidas, son hermosas. Pueden ser relaciones buenísimas. El problema no creo que sea por lo fugaz o por el menor compromiso porque por ejemplo puede haber mujeres maduras que en realidad no quieren convivencia o que no quieren un compromiso en el sentido clásico pero que sí quieren disfrutar».

«Pero sí creo que es un problema que las relaciones a través de las apps y el estándar moderno ha generado mucho sexo descartable, yo lo llamo sexo carilina, y eso sí es grave y lo que hace es generar un enorme dolor para las mujeres y una enorme sensación de desprecio», matiza. «Lo que se quiere decir ahí es que son relaciones fugaces pero en verdad lo que hay es muchas ganas por parte de muchos varones de generarle a las mujeres esa sensación de que son indeseables y de que son despreciadas», cuestiona.

Pensar el goce colectivamente

Para la periodista, hoy «las mujeres tenemos la posibilidad colectiva del goce, no como excepción o individualidad, sino como derecho y reivindicación». «El goce ya no es solo sinónimo de sexualidad sino que es un lugar enorme: está en el deporte, en el juego, en el movimiento», reflexiona. «Tenemos más derecho al goce en la belleza, no porque se haya terminado la discriminación. Con todo lo que cuesta y los precios que pagamos para abrir camino tenemos que disfrutar de esos caminos que se abren», argumenta.

Peker repasa los aportes teóricos del feminismo para pensar el amor: autoras como Coral Herrera Gómez, Tamara Tenembaum o María del Mar Ramón que cuestionan el modelo clásico de las relaciones amorosas. A días de un nuevo 8M, que encendió las calles con el reclamo de vidas libres de violencias, Peker consider: «Siento que con la ruptura que hace el feminismo a nivel masivo, con el Ni Una Menos en 2015 y con la marea verde, llegando a un nivel de popularidad muy alto, generó una ruptura colectiva de lo que eran los estándares amorosos». «Entonces ahí se vuelve más necesario pensar el amor colectivamente», aporta.

 

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí