¿Y por Casa (Rosada) cómo andamos?

La jornada de hoy tuvo idas y vueltas, renuncias de altos funcionarios, nombres que se arrojan al aire como tapones de sidra en navidad y audios de Whatsapp lapidarios filtrados en los medios. Todo eso, antes de la carta de Cristina.

Si las idas y vueltas del miércoles nos habían mandado a todos a dormir con una leve sensación de incertidumbre en el pecho, la jornada de este jueves tuvo momentos para el infarto. Con idas y vueltas, renuncias de altos funcionarios, nombres que se arrojan al aire como tapones de sidra en navidad y audios de Whatsapp filtrados de por medio, la siesta en Casa Rosada estuvo lejos de ser dormida. Y todo eso antes de que apareciera la carta de Cristina Kirchner.

Durante la mañana, el presidente Alberto Fernández había decidido levantar la marcha que ciertas organizaciones sociales, mayoritariamente el Movimiento Evita, habían convocado en su apoyo. En un clima de extrema tensión interna, el mandatario optó por agradecer el gesto con una larga misiva en sus redes sociales, que sólo logró echar más leña al fuego (hacia adentro y hacia afuera). «Prefiero que toda esa fuerza que implica una movilización de esa magnitud se canalice para construir la épica militante que ayude a argentinos y argentinas a desentrañar el dilema que se nos plantea en noviembre», indicó Fernández.

Poco tiempo después, los medios de comunicación porteños soltaban el título que podía llegar a simbolizar el quiebre absoluto entre el ala cristinista del FDT y el sector que responde al presidente: «según fuentes de Casa Rosada», el máximo mandatario había aceptado la renuncia del Ministro del Interior (y hombre fuerte de La Cámpora) Wado de Pedro. La encargada de desmentir la noticia fue Vilma Ibarra, secretaria de Legal y Técnica de la presidencia, que en los últimos días ha oficiado como vocera presidencial. Santiago Cafiero, jefe de Gabinete y encargado natural de comunicar y desmentir lo que desde el gobierno entienden que fue una «operación», no apareció en ningún momento de la jornada. No sorprende: la figura de Cafiero es una de las más criticadas por estas horas hacia el interior del Frente de Todos.

Como si esta escena de idas y vueltas con respecto a las renuncias no hubiera sido suficiente, nos faltaba aún el plot-twist dramático de un buen filtrado a la prensa. ¿Qué mejor para una interna a cielo abierto que dos audios de Whatsapp de una enardecida diputada Vallejos, del riñón cristinista del Frente, tratando al presidente de «mequetrefe»? Vallejos aún no hizo declaraciones públicas al respecto, pero en su crítica enardecida se filtran algunas de las líneas que parecen ser las que en general todo el ala «kirchnerista pura» le hace a Fernández. Eso, claro, cuando lográs escuchar por detrás de los insultos y chicanas.

Mientras en Casa Rosada seguían jugando al challenge del «Ella dijo/Yo dije», otro era el cuento para el ministro Guzmán. Después de haber recibido una llamada de Cristina que, según trascendió, dejó muy en claro que no «pidió su cabeza», presentó en esta mañana el Presupuesto 2022 para que sea debatido en el Congreso. Sobre la tarde, el vocero del FMI confirmó que las negociaciones con Argentina (y con Guzmán, en particular) continúan en su camino.

El presidente cerró la jornada con una nueva tanda de reuniones, esta vez con gobernadores: recibió a Uñac y a Manzur, hombres fuertes del Frente de Todos. La particularidad es que ambos son de los pocos jugadores del FdT que el pasado domingo recibieron resultados favorables en las elecciones. Los medios tucumanos indican que Fernández le ofreció a Manzur el puesto de Jefe de Gabinete, pero que Manzur no puede aceptar puesto que mantiene una pelea «a muerte» con su vicegobernador. Para que veamos que el tema de las internas no es sólo a nivel nacional. Este movimiento tomaría otro color una vez que conociéramos la carta de la vicepresidenta.

Así las cosas, por ahora. Aún no se ha aceptado la renuncia de ninguno de los miembros del gabinete, y el presidente parece dispuesto a mantener los nombres. Queda en duda su viaje a México, donde este fin de semana se realizará el encuentro de la CELAC. Más aún después de la extensa misiva que envió Cristina Fernández.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí