Carta abierta a periodistas y medios de Greta Thunberg y Vanessa Nakate

Dos niñas lideran hoy el movimiento global para enfrentar la crisis climática, que ya comenzó. En una carta abierta, piden a la prensa para que tome el tema con la urgencia que merece y la necesaria mirada crítica sobre las responsabilidades del norte rico.

Publicada en Time antes del inicio de la COP26, la niña sueca Greta Thunberg y la ugandesa Vanessa Nakate redactaron una suerte de manifiesto, demanda y verdadera guía de estilo para el periodismo y los medios de comunicación a la hora de reportar sobre la crisis climática, el principal hecho de nuestra era, que ya se está desplegando entre nosotros. «Si sus historias no incluyen la noción de cuenta regresiva, entonces la crisis climática es sólo un tópico político entre otros«, dicen las dos líderes actuales del movimiento ambientalista global. «No traten el aspecto del tiempo y vamos a seguir como ahora y ‘resolver los problemas’ más tarde. 2030, 2050 o 2060», advierten.

Además, van al corazón del asunto: la responsabilidad histórica y presente de los países más ricos. «No pueden ignorar la responsabilidad moral del Norte Global en actuar mucho más rápido en la reducción de las emisiones», sintetizan.

El texto apunta a que la cobertura de la crisis climática no es sólo un espectáculo. Además, está en juego la comprensión integral (holística, le dicen) de sus causas y la reflexión sobre la responsabilidad histórica y presente del norte global rico. «Si realmente quieren cubrir la crisis climática, tienen que también reportar sobre los temas fundamentales de nuestro tiempo: el pensamiento holístico y la justicia«, definen

Respecto de lo primero, señalan que «Cuando consideramos nuestro presupuesto de carbono remanente tenemos que contar todas las cifras e incluir todas las emisiones. Actualmente, están dejando afuera muchas naciones y grandes contaminadores…»

En cuanto a lo segundo, «La crisis climática no es sólo una cuestión de clima extremo. Es una cuestión de personas. Personas reales. Y las personas que menos hicieron para crear esta crisis climática son las que más la están sufriendo. Mientras el Sur Global está en trinchera de la crisis climática, casi nunca ocupa las portadas de los periódicos globales. Mientras los medios occidentales ponían el foco en los incendios en California o Australia, o en las inundaciones de Europa, las catástrofes climáticas devastaban comunidades enteras en el Sur Global, sin recibir mayor cobertura».

«Las emisiones históricas no sólo cuentan, sino que en verdad son el corazón del debate sobre la justicia climática. Sin embargo, las emisiones históricas siguen siendo casi completamente ignoradas por los medios y las personas en el poder», señalan, apuntando a cómo el norte global contaminó el planeta y ahora quiere hacerle pagar los platos rotos al sur.

«Los medios tienen que hacer que las personas que están en el poder den respuestas sobre sus acciones o inacciones», apuntan las jóvenes. Para ellas, los y las periodistas «Están entre nuestras últimas esperanzas. Nadie tiene la posibilidad y la oportunidad de llegar a tanta gente en el lapso extremadamente breve que tenemos por delante. No podemos hacer esto sin ustedes. La crisis climática sólo puede convertirse en algo cada vez más urgente. Todavía podemos evitar las peores consecuencias, todavía podemos dar vuelta esto. No si continuamos como venimos hasta ahora».

«Necesitamos una reducción de las emisiones inmediata y drástica, algo como el mundo nunca ha visto», explican. Un objetivo que sólo puede lograrse «cambios fundamentales en nuestra sociedad», más allá de las soluciones tecnológicas paliativas que se inventen.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí