Europa enfrenta la peor ola de calor en más de 200 años

Foro: Andre Luis Alves/Anadolu Agency via Getty Images.

Una ola de calor proveniente de África hace que Europa padezca temperaturas de desierto. Ya se registraron récords de 47 ºC en Portugal, se espera que el Reino Unido también rompa el termómetro. Los incendios son incontenibles y las muertes se cuentan en centenas.

Una de las peores olas de calor de la historia se está registrando en Europa. De sur a norte las temperaturas van subiendo, a medida que llega el calor desde el norte de África, en vientos que ascienden desde el Sahara. Durante nueve días consecutivos hizo 41 ºC en Sevilla, España, mientras que el jueves en la localidad de Pinhão, Portugal, se registraron 47 ºC, récord en el país.

Con ola de calor se contabilizaron 360 muertes en España, en sólo una semana. El caso más significativo es el de un barrendero de Madrid, que a sus 60 años cayó seco en la calle. Sólo en la capital española se cuentan 22 muertes por el calor. Los incendios avanzan en Portugal, que sólo en un mes tuvo más área quemada que en todo 2021, España y Francia, obligando al desplazamiento de decenas de miles de personas.

“Hay preocupación de que ésta se convierta en una ola de calor de larga duración (20 días o más) para muchas localidades desde Portugal al centro de Francia y el sureste de Europa”, dijo Tyler Roys, meteorólogo senior de AccuWeather. Bajo la ola quedaría Hungría, Croacia, Bosnia, Serbia, Rumania y Bulgaria. Roys estimó que la ola es la peor desde 1757, superando incluso a la de 2003, que desencadenó la muerte directa o indirecta de 30 mil personas.

El Reino Unido emitió por primera vez una alerta roja de cara a las temperaturas por venir. Se espera que el termómetro supere los 40 ºC. El último récord en las islas fue en 2019 y alcanzó los 38,7 ºC, en Cambridge. En París, el calor ya superó los 40 ºC.

Para peor, Europa sufre severas restricciones en el uso de energía, debido a los estrangulamientos autoprovocados como resultado del boicot a las provisiones de gas y petróleo ruso. En un documento titulado “Guardemos el gas para un invierno seguro”, la Comisión Europea busca restringir la temperatura de los aires acondicionados a 25 ºC, no menos, y a 19 ºC, y no más, la calefacción. En Italia, ya se lanzó la “Operación Termostato”: en todos los edificios públicos el aire acondicionado no puede bajar de los 27 ºC. El país importaba el 40% de su gas desde Rusia.

 

 

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí