Ley Bases: Villarruel desempató y el topo tiene el Estado a su merced

Con concesiones, el oficialismo consiguió la sanción de la ley y el paquete fiscal. Luego de la votación, los santacruceños Carambia y Gadano se retiraron para permitir la aprobación de los artículos particulares. Sí, le dieron facultades delegadas a un tipo que dijo que odia al Estado.

Mientras las fuerzas de seguridad de Patricia Bullrich reprimían en las inmediaciones del Congreso, Javier Milei logró su objetivo y consiguió la aprobación general -con varias modificaciones- de la Ley Bases en el Senado, en lo que es su mayor victoria política en seis meses de mandato.

Luego de que el oficialismo consiguiera el quórum -merced a los peronistas Carlos Espinola y Edgardo Kueider y a los radicales Martín Lousteau y Maximiliano Abad-, y después de más de 12 horas de sesión, la votación terminó empatada 36 a 36, y la vicepresidenta Victoria Villarruel terció a favor de la iniciativa del gobierno, que ahora deberá volver a la Cámara de Diputados para su aprobación definitiva.

Los 36 votos a favor de la ley se distribuyeron de la siguiente manera: doce de la Unión Cívica Radical (Abad, Blanco, Fama, Galaretto, Juri, Kroneberg, Losada, Olalla, Suárez, Valenzuela, Vischi y Zimmermann), siete de La Libertad Avanza (Abdala, Arrascaeta, Atauche, Bedia, Olivera, Pagotto y Paoltroni), seis del Pro (De Angeli, Goerling, Huala, Juez, Rivero y Tagliaferri), tres de Unión Federal (Espíndola, Kueider y Vigo), tres de Por la Justicia Social (Arce, Ávila y Decut), tres de Cambio Federal (Cristina, Romero y Terenzi), uno de Comunidad Neuquén (Crexell, que pegó cargo en París) y uno de Juntos Somos Río Negro (Silva).

Por su parte, los 36 votos en contra de la ley los aportaron: diecisiete del Frente Nacional y Popular (Andrada, Bensusán, Corpacci, González, Lewandowski, López, Manzur, Mayans, Mendoza, Montenegro, Neder, Recalde, Rejal, Rodas, Uñac, Vergara y Zamora), dieciséis de Unión Ciudadana (De Pedro, Del Valle Giménez, Di Tullio, Doñate, Duré, Fernández Sagasti, Giménez, Kirchner, Larraburu, Leavy, Linares, López, Moisés, Navarro, Parrilli, Salino y Sapag), dos de Alianza por Santa Cruz (Carambia y Gadano) y uno de la Unión Cívica Radical (Lousteau).

Artículo a artículo

Luego de la votación general, los santacruceños José María Carambia y Natalia Gadano se retiraron del recinto para permitir que el gobierno consiga los votos necesarios para aprobar los artículos particulares.

Así se dio luz verde a las facultades delegadas. Martín Lousteau y Maximiliano Abad votaron en contra, pero Pablo Blanco, que hace un mes había prometido lo contrario, lo hizo a favor: el resultado fue 35 a 35 y Villarruel desempató. Así es: le dieron facultades delegadas a un tipo que dijo ser un "topo" infiltrado dentro del Estado "para destruirlo".

La misma escena se replicó en el debate sobre las privatizaciones. Para el Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI), ni siquiera esto fue necesario, ya que el gobierno alcanzó los 38 votos positivos con el acompañamiento de tres senadores peronistas: Guillermo Andrada, Carolina Moisés y Sandra Mendoza.

En el debate del paquete fiscal, la votación dejó el saldo de la eliminación de Bienes Personales y de la restitución del Impuesto a las Ganancias. Se trata de puntos clave para el gobierno, que buscará revertir la situación en la Cámara de Diputados insistiendo con su proyecto original. El Régimen de Regularización de Obligaciones Tributarias, Aduaneras y de Seguridad Social y el blanqueo de capitales, en cambio, fueron aprobados por unanimidad.

Ley minibús

Para lograr la aprobación de la ley, el gobierno concedió varios cambios, entre los cuales se destacan la prohibición de disolver organismos culturales, la no intervención de la Comisión Nacional de Energía Atómica y la no privatización de Aerolíneas Argentinas, Correo Argentino y Radio y Televisión Argentina.

Así, en la lista de empresas a privatizar quedarían Enarsa e Intercargo, y para concesionar Aysa, Belgrano Cargas, Corredores Viales y Sociedad Operadora Ferroviera. En tanto, Nucleoeléctrica Argentina Sociedad Anónima y Yacimientos Carboníferos Rio Turbio podrán incorporar capitales privados pero con acciones mayoritarias del Estado.

También incorporó algunas modificaciones en el RIGI, que se recortaría a los sectores de Minería, Energía, Tecnología, Agroforestal e infraestructura y contaría con un plan de desarrollo para proveedores locales con un compromiso de contratación del 20%.

Además, el gobierno retiró la derogación de la moratoria previsional, que seguirá vigente hasta marzo de 2025; es de esperarse que, luego de esa fecha, el gobierno no vuelva a prorrogarla.

Cabe destacar que todos estos cambios podrían ser, a su vez, modificados en la Cámara de Diputados, en la que el oficialismo podría volver a insistir con su proyecto original.

Ley Gases

Mientras dentro del Congreso se debatía, la jornada en las calles estuvo signada por la represión ordenada por la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, que incluyó las imágenes habituales: palos, balas de goma y gases lacrimógenos contra jubilades, diputados y transeúntes e infiltrados quemando y destruyendo autos frente a las cámaras de televisión.

Lo quizá no tan habitual -aunque habrá que acostumbrarse- fue el comunicado posterior de la Oficina del Presidente, que felicitó "a las Fuerzas de Seguridad por su excelente accionar reprimiendo a los grupos terroristas que con palos, piedras e incluso granadas, intentaron perpetrar un golpe de Estado, atentando contra el normal funcionamiento del Congreso de la Nación Argentina".

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí