Apenas tres días después del triunfo de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos, la selección de USA recibía a su similar de México por las Eliminatorias con destino al Mundial de Rusia 2018. Para el presidente electo sería algo así como recibir al peor del vecindario.

En un breve resumen de los dichos de Trump sobre los mexicanos, podemos destacar en este “top five” el porqué son los peores vecinos del barrio:  

“Los mayores proveedores de heroína, cocaína y otras drogas ilícitas son los carteles mexicanos, que contratan inmigrantes mexicanos para que crucen la frontera”.

“Cuando México nos manda gente, no nos mandan a los mejores. Nos mandan gente con un montón de problemas, que nos traen drogas, crimen, violadores…”.

• “México no es nuestro amigo. Nos está ahogando económicamente”.

• “México no se aprovechará más de nosotros. No tendrán más la frontera abierta. El más grande constructor del mundo soy yo y les voy a construir el muro más grande que jamás hayan visto. Y adivinen quién lo va a pagar: México”.

Y esta última frase tiene el amplio espacio de la comunidad latina en los EEUU: “Este es un país en el que hablamos inglés, no español”.

Más allá de la victoria de la ultraderecha en el imperio de occidente, hubo una foto que rompió con todos los muros, los culturales, los económicos, los políticos y los xenófobos. La foto en el estadio del  Columbus Crew –Ohio– fue un poderoso mensaje de ambas selecciones, aunque el fútbol no tenga el peso de otros deportes en USA. Allí estaban todos juntos, mezclados, unidos, 22 jugadores posando juntos para los fotógrafos, para posteridad un cartel en el medio de ese cuadro que indicaba fecha (noviembre 11, 2016), protagonistas (USA vs MEX) y lugar (Colombus, OH).

«No hay muro que nos detenga». Así transmitió en Twitter el sentimiento de millones de mexicanos el  delantero de la selección “tricolor”, Oribe Peralta. Ese mensaje en la red social fue difundido ampliamente por medios deportivos a pocos minutos de terminado el encuentro, pero en la mañana del sábado ya había desaparecido en la cuenta del jugador. Su compañero de equipo, símbolo de la selección, capitán y autor de uno de los goles del partido, Rafael Márquez, dijo al término del encuentro que espera que en este “momento de intolerancia” ayude a los mexicanos en Estados Unidos a “olvidar un poco lo que sucedió”. Y para dejar plasmado su sentimiento, vía Twitter publicó: 

¿Cómo salió el partido? Ganó México 2 a 1, de esa manera rompió una racha de cuatro visitas seguidas por Eliminatorias con derrotas. Para vos, pinche gringo.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí