Violencia celeste

La agrupación Bandera Vecinal participó activamente de todas las manifestaciones contra la legalización del aborto en Santa Fe.

Miembros del partido filonazi Bandera Vecinal están acusados por dos agresiones en la capital provincial: la primera, contra un grupo de jóvenes que realizaban un pañuelazo frente a la Catedral el martes 7; la segunda el sábado 11, en pleno centro, contra una chica de 15 años que llevaba un pañuelo verde atado a su mochila.

El primer hecho fue perpetrado contra militantes de Juntas y a la Izquierda/MST, Indignadxs (Les secundaries) y estudiantes independientes, quienes estaban realizando un pañuelazo en la tarde del martes, previó a la sesión del día siguiente en el Senado, donde se trataría el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

La actividad se estaba desarrollando sin sobresaltos frente a la Catedral, la cual se encontraba custodiada por efectivos policiales, hasta que un grupo de varones comenzó a increpar a las y los jóvenes, lanzando golpes de puño, mordiendo y exhibiendo palos de manera amenazante. Todo el ataque fue registrado en videos que rápidamente se viralizaron en las redes sociales.

Cuatro días después, el sábado por la tarde, hubo un segundo ataque en la esquina de San Jerónimo y monseñor Vicente Zaspe. “Dos varones le pegaron y le cortaron la cara a una compañera”, denunciaron desde el MST. “Van a seguir pasando estos hechos si los patoteros no son fuertemente castigados por la Justicia y el gobierno, que deben actuar rápidamente. Porque sin castigo se habilita a que otros sigan actuando con la misma actitud machista que volvemos a repudiar. Exigimos al gobierno que tome cartas en el asunto y garantice la tranquilidad y los derechos democráticos de todas las compañeras que quieren seguir manifestándose por el derecho al aborto”.

La referente de Juntas y a la Izquierda Santa Fe, Jimena Sosa, contó que radicaron denuncias por ambos hechos ante el Ministerio Público de la Acusación y que también plantearon el tema, por su gravedad, ante la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia. “Estamos pidiendo que se investigue”, reclamó Sosa.

Desde el MST también indicaron que entre los atacantes se encontraban dos varones a quienes identificaron como Fabio Augusto Mandrilli y Daniel Segovia Carrasco, y dos mujeres: Isabel Ormaechea -quien es docente- y Silvia Quiñones, trabajadora del Ministerio de Seguridad de la Provincia, quien ya fue separada de su cargo.

Por su parte, desde la delegación santafesina del partido liderado por Alejandro Biondini se defendieron a través de las redes sociales. “Los actos y movilizaciones del partido en la provincia y en todo el país son públicos, perfectamente identificados y en ellos jamás hubo incidente alguno”, señala el escrito firmado por Víctor Faloni, presidente de Bandera Vecinal Santa Fe.

La Legislatura provincial se hizo eco de los hechos y en su última sesión la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad una declaración de repudio al ataque durante el pañuelazo frente a la Catedral santafesina. En esa declaración, se responsabiliza por la “cobarde agresión a las mujeres” a un grupo de personas que responden a Bandera Vecinal.

Durante la sesión, el diputado de la UCR Julián Galdeano propuso una acción conjunta entre todas las fuerzas democráticas de la provincia para impedir que Bandera Vecinal logre su reconocimiento como partido político en Santa Fe y pueda presentar candidatos en las elecciones locales. “Este partido ya fue impugnado en otras provincias, nosotros también deberíamos actuar en consecuencia”, propuso Galdeano.

Desde Bandera Vecinal replicaron que se trata de “una calumniosa, discriminatoria e irresponsable declaración de la Legislatura provincial” que “demuestra el odio discriminatorio hacia el nacionalismo (…) cuya única finalidad parece ser impedir que el pueblo pueda manifestarse libremente en las urnas en los próximos comicios”.

Publio Molinas, subsecretario de Derechos Humanos, manifestó que se está investigando el accionar de los efectivos policiales que se encontraban en el lugar ya que consideró que «deberían haber actuado mucho más rápido y se ven bastones policiales entre los agresores». «Nos quedó una sensación de tibieza en cuanto al accionar policial».  Molinas también confirmó la separación de Silvia Quiñones de su puesto en Seguridad y la suspensión, por el tiempo que dure la investigación, de la docente Isabel Ormaechea.

Bandera Vecinal en Santa Fe

La delegación santafesina de Bandera Vecinal fue inaugurada el 8 de diciembre de 2017 en un acto del que participó el presidente del partido a nivel nacional, Alejandro Biondini. Bandera Vecinal tiene personería jurídica en siete provincias, pero no en Santa Fe. En junio, Biondini y José Bonacci (líder del partido Unite, un desprendimiento del Modín de Aldo Rico) lanzaron el llamado Frente Patriota mediante el cual el “nacionalismo” competirá en las elecciones de 2019.

Desde que comenzaron las exposiciones y debates en el Congreso por la legalización del aborto, Bandera Vecinal comenzó a hacerse visible en la ciudad participando activamente en las llamadas «marchas pro-vida».

Varios de sus militantes, también participaron el año pasado de la “Caravana Nacional por las Víctimas del Terrorismo Marxista”, convocatoria que fue apoyada por el CENI (Centro de Estudios Nacionalistas) y Afavita (Asociación de Familiares y Amigos de las Víctimas del Terrorismo en Argentina).

En esas ocasiones se los ha visto defendiendo a la dictadura, exigiendo la liberación de represores y hasta posando con un Falcon verde.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí