Para Granata la pedofilia «es un cuento de Heydi»

La mediática y diputada electa, se refirió de esta manera al caso en el que está sospechada por abuso sexual de Anna Chiara, la hija de 18 años de Andrea del Boca. Denuncia una campaña sucia para evitar su llegada a la Legislatura santafesina.

«Mataron a un fiscal, lo mio es un cuento de Heydi», tuiteo muy risueña una de las máximas representantes de los sectores antiderechos del país. Amalia Granata, que dice «defender la vida» y se opone al aborto porque es «matar a un ser indefenso», no se muestra igual de preocupada por el abuso infantil. Nos importa que nazca, después hagan lo que quieran con ellos, parecería ser el pensamiento de la diputada electa.

Esta semana Granata quedó involucrada en una potencial denuncia por abuso sexual que prometió formalizar Anna Chiara, la hija de 18 años de Andrea del Boca. El abogado de la joven dijo a medios porteños que quiere hacer una presentación penal contra su padre, el empresario Ricardo Biasotti, por haberla sometido cuando ella era una niña y convivía con él y con Granata, que en ese entonces era su pareja.

Según informó Pablo Fioribello, abogado de del Boca, durante una audiencia de mediación Anna Chiara hizo referencia a episodios de su niñez: dijo que cuando ella era una niña su padre la obligaba a presenciar actos sexuales en la habitación que él compartía con la diputada antiderechos. Su versión y la de la joven, es que Biasotti obligaba a Anna Chiara a permanecer desnuda en la cama entre los dos, y a mirar películas pornográficas.

La réplica de Granata no tardó en llegar: “es una operación de los fanáticos e intolerantes, que no aceptan la idea de que alguien como yo, o miles de santafesinos que nos votaron, o millones de argentinos, pensemos diferente y tengamos participación en la política”.

Inhabilidad moral

Este viernes al mediodía, Rachel Holway, fundadora de Alerta Vida y Global Alerta Vida Ong y asesora legal de la familia Del Boca, junto al abogado Carlos Pérez Galindo, denunciaron a Granata ante la justicia electoral federal para impedir que asuma su cargo público el próximo 10 de diciembre por estar involucrada en una investigación de abuso sexual.

Teniendo en cuenta los principios de ética pública, protección de los derechos de los niños, niñas, adolescentes y mujeres y la ética pública de los funcionarios, solicitaron que se declare la “inhabilidad moral para ejercer cargos públicos” de Amalia Granata.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here