1100 becarios de Conicet quedarán sin trabajo en julio

Desde la Asamblea de Becarios y Becarias de Conicet – Agencia Santa Fe solicitan que el Estado Nacional les garantice la continuidad de sus becas hasta la culminación del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio.

En plena pandemia de Covid 19, 1100 Becarias y Becarios de CONICET quedarán sin trabajo en julio. «Es apremiante la situación de cientos de trabajadoras y trabajadores científicos: en plena pandemia, cerca de 1100 becarias y becarios serán expulsados de los diferentes organismos de Ciencia y Tecnología durante los próximos meses», advierten desde la Asamblea de Becarios y Becarias de Conicet – Agencia Santa Fe. Por decisión del Conicet -informaron- sus becas no serán extendidas más allá del 31 de julio. Hasta el momento, entregaron una carta abierta al ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza, y al presidente Alberto Fernández, reclamando por su situación.

Desde el sector solicitan que el Estado nacional les garantice la continuidad de sus becas hasta la culminación del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, «debido a las condiciones históricas de precariedad a las que se encuentran sometidos, y sumado a la gran dificultad de insertarse en el mercado laboral en medio de una pandemia». También reclaman ser reconocidos como trabajadoras y trabajadores estatales y demandan un convenio colectivo de trabajo que regule su situación laboral.

«Se trata de investigadoras e investigadores empleados bajo la forma de becarias y becarios doctorales y postdoctorales, entre cuyas condiciones precarizadas de trabajo se encuentra la inestabilidad y discontinuidad laboral», explican las y los científicos de Santa Fe. «En efecto, tras cinco o siete años de trabajo dentro del sistema científico nacional, período en el cual debieron someterse a constantes evaluaciones, culminar rigurosos estudios de posgrado (doctorados, maestrías) y realizar numerosas contribuciones al conocimiento científico en diversas áreas y disciplinas, serán expulsados del sistema científico en virtud de la precariedad que moldea su régimen de trabajo», ampliaron.

Asimismo, mencionaron otros derechos laborales no garantizados, como «la no provisión de aportes jubilatorios y la ausencia de aguinaldo, a lo que se suman las licencias sujetas a la decisión de un superior, la exigencia de exclusividad laboral y el deplorable funcionamiento de la obra social que se les otorga». En el contexto de la pandemia, la situación se agrava -señalan- debido a las dificultades para insertarse laboralmente.

Desde la Asamblea de Becarias y Becarios de Santa Fe, junto con organizaciones similares de todo el país, publicaron una carta abierta a los directivos de las instituciones, así como al Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, Dr. Roberto Salvarezza, y al Presidente de la Nación, Alberto Fernández, para reclamar por su trabajo.

«En el marco de una crisis excepcional, los derechos laborales se vuelven aún más necesarios, y las prórrogas a las becas y licencias por cuidado, indispensables», afirman las y los investigadores. «Durante este período, las y los becarios continúan desarrollando sus actividades laborales de investigación de manera remota desde sus hogares, y no siempre bajo condiciones ideales», agregan.

Desde el sector también indicaron que para ellos no corre la prohibición de despidos durante la emergencia social, económica y sanitaria, que sí alcanza a otros trabajadores estatales. Por esta razón, demandan la formalización de su relación laboral con los respectivos organismos de Ciencia y Tecnología: «resulta imperioso ser reconocidas y reconocidos como trabajadores plenos, en el marco de un Convenio Colectivo de Trabajo sectorial que regule las condiciones de trabajo de las y los científicos del país».

Un solo comentario

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí