Sin sentencia, falleció el ex intendente Marcelo Álvarez

Marcelo Álvarez y Carlos Reutemann, intendente y gobernador al momento de la inundación de 2003. En el fondo, Juan Carlos Mercier.

Era uno de los tres imputados en la causa por la inundación de 2003. Falleció tras sufrir un infarto severo, fue atendido en el Sanatorio San Jerónimo y luego en el Hospital José María Cullen. Es recordado por haber recomendado a los habitantes del oeste y sudoeste que no se evacuen, en la misma mañana del 29 de abril de 2003.

Marcelo Ignacio Álvarez fue intendente de la ciudad desde 1999 hasta 2003. Alineado con la gestión reutemista, fue uno de los protagonistas de los estragos provocados en nuestra ciudad durante el ingreso del río Salado en abril de 2003. Se lo recuerda por haber declarado una respuesta letal el 29 de abril en la primera mañana de LT10: «Al vecino que habla de la zona sur: le digo que no tenemos problemas en la casabomba 1. Todo el barrio Centenario, la villa del Centenario, Chalet, San Lorenzo, El Arenal, no va tener ningún tipo de inconveniente. El suroeste de la ciudad no va a tener problemas” porque no se iban a inundar. Pocas horas después se inundaron. La mayor cantidad de muertos por el paso del río se registró en esas zonas.

Las marcas de cuando el abandono se hizo muerte

Junto al ex ministro de Obras Públicas de la provincia, Edgardo Berli, y el ex director de Hidráulica Ricardo Fratti, Marcelo Álvarez estaba imputado por «estrago culposo agravado» por la muerte de 18 personas, la cantidad de fallecidos que la Justicia reconoció por los hechos sucedidos hace 15 años, pese a que el listado oficial elaborado por el gobierno reconoce a 23 y que el movimiento de inundados identificó más de 150 muertes relacionadas con la catástrofe evitable.

Álvarez era el más activo de los imputados por la cantidad de planteos de prescripción que interpuso en la causa judicial. Llegó a presentar cuatro planteos, los tres primeros fueron rechazados y el cuarto, actualmente, está en estudio en la Corte Suprema de Justicia de la provincia. Hasta que no se resuelva ese planteo, la causa sigue paralizada, pese a que pasaron 15 años y que las pericias oficiales determinan claramente las responsabilidades políticas e institucionales a nivel municipal y provincial.

En la primera etapa de la causa, Álvarez compareció en cuatro oportunidades ante el juez. En su indagatoria, el ex intendente aludió a la falta de datos, advertencias y al “grado de desinformación” existente entre los funcionarios. Afirmó que no haber sido llamado “por ningún miembro o al menos por el director de Defensa Civil provincial el 29 de abril de 2003”. En relación con la reunión del Comité de Emergencia de esa fecha, agregó que “no había certezas de que ningún funcionario provincial, nacional, del Ejército o Gendarmería, haya anticipado lo que iba a ocurrir”. Frente al detalle de sus dichos en LT10, explicó que lo que informó en el programa El Cuarto Poder fue aclarado luego por esa emisora tras recibir un llamado de Fratti quien, según Álvarez, calificó la situación como difícil. Álvarez concluyó su declaración con una muletilla presente en varios cuerpos de la causa: “en lo personal no recibí ni oficial ni extraordinariamente ningún tipo de información certera o al menos aproximada de lo que podía suceder. Nunca nadie me informó”, escribía Milagros Argenti en un análisis de la causa judicial.

Marcelo Álvarez era arquitecto. Nació el 8 de diciembre de 1958 y tenía 59 años.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí