El humo que llega desde el Amazonas deja a oscuras a San Pablo

Foto: Leandro Mota

Hace dos semanas que la amazonia brasileña arde. El lunes a las tres de la tarde, a más de tres mil kilómetros del foco del incendio, el humo dejó a oscuras a San Pablo. Bolsonaro dijo hoy que las ONGs podrían estar detrás de la quema para perjudicar a su gobierno.

La gran metrópolis de Brasil vivió el lunes un extraño fenómeno. «El día se volvió noche» decían en redes sociales sus habitantes.

Según informaron desde el Instituto Nacional de Meteorología, «material en partículas, oriundo del humo producido por incendios silvestres» en Bolivia, Paraguay y los estados de Mato Grosso y Mato Grosso do Sul, combinado con el ‘frente frío’, causaron la oscuridad.

«El humo no provenía de incendios en el estado de Sao Paulo, sino de incendios muy densos y anchos que han estado ocurriendo durante varios días en el estado de Rondonia y Bolivia», dijo Josélia Pegorim, meteoróloga de Climatempo, en una entrevista con Globo. «El frente frío cambió de dirección y sus vientos transportaron el humo a Sao Paulo».

La noticia destacó la cantidad de incendios forestales en Brasil, que aumentaron en más del 80 por ciento este año, según datos publicados esta semana por el Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE).

«Este centro de Brasil y el sur de la región de la selva amazónica ha sufrido una sequía prolongada», dijo Alberto Setzer, investigador del INPE, en una entrevista con medios locales. «Y hay algunos lugares donde no ha caído una gota de lluvia en tres meses».

La mayor parte de la Amazonía alguna vez se consideró incombustible, pero a medida que el cambio climático y la deforestación rehacen el mundo, los incendios forestales están aumentando en frecuencia e intensidad, según investigaciones recientes.

“Los incendios forestales en la Amazonía no son eventos naturales, sino que son causados ​​por una combinación de sequías y actividades humanas. Tanto el cambio climático antropogénico como la deforestación regional están vinculados a aumentos en la intensidad y frecuencia de las sequías en la Amazonía”, informaron investigadores británicos.

Foto Rodrigo Baleia / Greenpeace

¿Qué está pasando en el Amazonas?

«Si bien las consecuencias de la quema afectan a todo el continente, el gobierno de Bolsonaro insiste en desmantelar las políticas ambientales y el Amazonas todavía está en llamas», indican desde el portal Midia Ninja, que resumió en estos 10 puntos los hechos y consecuencias sobre la quema en los bosques brasileños:

1. La quema en la región amazónica ha provocado que un corredor de humo se haya extendido por Sudamérica desde la semana pasada, llegando al Medio Oeste, Sudeste, Sur de Brasil y países vecinos como Argentina, Uruguay, Perú y Bolivia.

2. Con el aumento de la quema y la deforestación, podemos tener una disminución en la evapotranspiración de la selva amazónica y, en consecuencia, una disminución en los ríos voladores, que son responsables de gran parte de la lluvia que cae en el continente.

3. Sin los ríos voladores, tendríamos graves consecuencias:
– Sequía (clima seco)
– Falta de lluvia
– Aumento de temperatura (principalmente en ciudades)
– Problemas en el suelo que obstaculizan su productividad
– Problemas respiratorios debido a la baja humedad
– Posible caída en el índice fluviométrico del río debido a la falta de lluvia

4. En comparación con 2018, los incendios en Brasil aumentaron un 82%. Solo hubo este año 71,497 brotes, en comparación con 39,194 en 2018.

5. Cinco estados han experimentado un aumento en el número de incendios en Brasil desde el comienzo del año:
– Mato Grosso del Sur: 260%
– Rondônia: 198%
– Para: 188%
– Acre: 176%
– Río de Janeiro: 173%

6. Las Unidades de Conservación y las Tierras Indígenas también son afectadas y se queman:
-Áreas protegidas: 32
-Tierras indígenas: 36

7. Esta imagen satelital muestra cientos de focos de fuego a lo largo de la BR 163 en el suroeste de Pará:

Fuente: Inpe

8. Según Inpe, el aumento de la deforestación en la Amazonía ya es el mayor de la historia, y gran parte de esto se debe principalmente al recorte del 95% en el presupuesto para acciones para combatir el cambio climático.

9. El Amazonas concentra el 52.5% de los brotes de incendios en 2019, según datos del Programa Queimadas del Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE). El Cerrado es responsable del 30.1%, seguido por el Bosque Atlántico, con el 10.9%.

10. La Amazonía brasileña perdió más de una Alemania en un área boscosa entre 2000 y 2017. Alrededor de 400,000 kilómetros cuadrados menos de área verde, según un estudio realizado por un equipo de investigación de la Universidad de Oklahoma publicado en la revista Nature Sustainability.

Un payaso peligroso

Mientras este desastre ocurre, el presidente Jair Bolsonaro dijo hoy que las organizaciones no gubernamentales (ONG) podrían estar detrás de la quema en la región amazónica para «llamar la atención» contra su gobierno. El presidente no citó los nombres de las ONG y, cuando se le preguntó si hay motivos para las acusaciones, dijo que no hay registros escritos de las sospechas.

Según Bolsonaro, el gobierno debe hacer todo lo posible para evitar que este tipo de delitos aumente (la quema), pero dijo que su administración retiró el dinero que se pasó a las ONG, lo que podría justificar una reacción de las instituciones.

«El crimen existe, así que tenemos que hacer todo lo posible para que no aumente, pero tomamos dinero de las ONG. De las transferencias del exterior, el 40% fue a las ONG. También terminamos la transferencia de dinero público. Entonces, estas personas se están perdiendo el dinero», dijo el presidente cuando salió del Palacio da Alvorada, cuando se le preguntó sobre la ola de incendios en la región.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here