Diputados piden informes sobre las decisiones del Ministerio de Educación provincial en la pandemia

A la Cámara Baja provincial se ingresaron pedidos de informes y de audiencia a la ministra Adriana Cantero. Las medidas recientes de la cartera de Educación sobre evaluaciones y repitencia generaron malestar en el sector docente.

La Resolución 223, del pasado 6 de mayo, elaborada por el Ministerio de Educación de la provincia generó malestar en amplios sectores de la docencia santafesina. La misma establece, en su punto dos, que quienes repitieron el ciclo lectivo 2019 con hasta cuatro asignaturas pendientes, pueden volver a rendir en junio de 2020 para pasar al año subsiguiente. Para la implementación de la medida, cada escuela se debe contactar con las y los estudiantes y ofrecerles un trayecto previo a la evaluación, que será en la última semana del mes que viene. Trabajadoras y trabajadores de la educación rechazaron la medida, por considerarla inviable en el contexto de la pandemia y de la brecha digital que existe en la provincia y que genera dificultades a la hora de las clases virtuales.

La docencia de las escuelas medias elaboró un petitorio de rechazo a la resolución que reunía -al mediodía de hoy- 8000 firmas. También Amsafe La Capital y Amsafe Provincial se expresaron en oposición a la medida. En este contexto, diputados y diputadas provinciales demandan desde la Legislatura información al Ministerio de Educación sobre cómo planifica la realización de la propuesta.

La presidenta del Comisión de Educación de la Cámara Baja, Claudia Balagué (PS) presentó un pedido de informes al Ministerio de Educación acerca de las modalidades o los mecanismos bajo los cuales se implementará la resolución. El proyecto alude además a otras dos disposiciones: la 216 y la 224, también relativas a evaluación y a responsabilidades extra de las direcciones escolares. La iniciativa fue acompañada por la legisladora Lionella Cattallini, también del bloque socialista.

"Existe enorme preocupación en docentes, directivos y supervisores atento que las y los estudiantes del nivel secundario ya fueron evaluados en las mesas de exámenes de diciembre, febrero y marzo, debido a que no se encontraban afectadas por el 'aislamiento social, preventivo y obligatorio', y advirtiendo que la retroactividad genera mayor inequidad en el acompañamiento de las trayectorias educativas", expresa el proyecto.

“Si bien esta posibilidad de dar nuevas mesas de exámenes a los chicos a mitad de año puede parecer una oportunidad, en realidad es una oportunidad ficticia", consideró la diputada Balagué. "A mitad de año van a cambiar de docentes y de compañeros, van a cambiar absolutamente todo y creo que eso va en detrimento de sus posibilidades de fortalecer la educación", añadió.

"Los docentes vienen haciendo un enorme esfuerzo siguiendo las trayectorias educativas de los chicos, conociéndolos, tratando de entender qué pueden hacer en su casa y que no, es casi un seguimiento personalizado el que se está haciendo hoy sobre nuestros estudiantes", graficó Balagué, sobre la tarea docente.

"No es el mejor momento, es un momento crítico como para hacer un cambio como este. Hay mucha preocupación en las personas que vienen llevando adelante desde hace muchos años la educación en cada una de las escuelas y hoy se encuentran con resoluciones unilaterales, que ni siquiera tomaron la práctica, la experiencia, el comentario o el aporte que puede hacer cada docente santafesino o cada especialista en educación, que tenemos excelentes en la provincia de Santa Fe", manifestó la legisladora.

“Estas cosas nos preocupan hoy. Por supuesto que lo social es una prioridad, la salud es una prioridad, pero la educación no puede quedar en segundo plano porque es la que habilita a otros derechos”, finalizó la diputada provincial.

Por su parte, la legisladora Silvana Di Stefano y el legislador Maximiliano Pullaro (UCR) solicitaron una audiencia a la ministra Adriana Cantero, "dado que hay temas de urgencia como el de los docentes reemplazantes que quedaron en un limbo administrativo y no pueden acceder a las ayudas del Estado". Al respecto, el diputado Juan Cruz Cándido (UCR) también presentó un proyecto para que el gobierno de la provincia otorgue una asistencia especial a este sector.

“Queremos dialogar con la ministra y trasladarle las dudas que fuimos recogiendo en las muchas reuniones y charlas virtuales que realizamos con distintos sectores, y los mensajes que nos llegan a cada uno de los legisladores del bloque”, afirmó Pullaro. “Queremos saber cuál es el plan que se está diseñando post emergencia, si hay una estrategia para dotar a la comunidad educativa de una estructura que permita encarar esta etapa de una manera más ordenada. Creo que es momento de comenzar a dar algunas respuestas al sector docente”, agregó.

Por su parte Di Stefano señaló que “es fundamental sostener la calidad educativa y apuntalar el sistema; a los trabajadores docentes y también a los alumnos y alumnas. La resolución 223 que reabre una instancia cerrada y permite que los que están repitiendo el año pasen al año superior, es solo un tema en la reunión. También queremos presentarle los proyectos ingresados en la Cámara sobre Educación y dialogar al respecto. Los maestros y maestras están trabajando desde sus casas, con sus propios elementos, en entornos que no son los adecuados. Igual los alumnos”.

Para finalizar la diputada agregó que “es importante volver a las paritarias suspendidas al inicio de la Pandemia; no solo como ámbito de discusión de salarios, sino como instancias de debate y encuentro con los docentes y entender que deben ser los primeros consultados a la hora de modificar el sistema educativo”.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí