Aborto legal: desde la Campaña piden al Senado «no dilatar la discusión»

Foto: Victoria Campana

Desde la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, instan a les senadores a no dilatar la discusión que ya se desarrolla en las comisiones a las que fue girado el proyecto con media sanción. «Nuestros derechos no pueden esperar más».

Este lunes comenzaron las reuniones informativas de las comisiones Banca de la Mujer, de Justicia y Asuntos Penales y de Salud, del Senado de la Nación, donde se discute el proyecto de aborto legal que obtuvo media sanción en Diputados, el pasado viernes.

En ese primer encuentro, las y los senadores escucharon las exposiciones de tres representantes del Poder Ejecutivo: la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, el ministro de Salud, Ginés González García, y la ministra de la Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta.

Tanto al inicio de la reunión como al final, los senadores identificados con la posición de rechazo a la ley se manifestaron disconformes con que la comisión de cabecera sea la Banca de la Mujer -conducida por la senadora del Frente de Todos Norma Durango, que vota a favor de la ley- y no Salud, comandada por el senador «celeste» Mario Fiad, de Juntos por el Cambio.

La tensión estuvo durante toda la tarde y dejó de manifiesto la estrategia celeste: el jefe del bloque del Frente de Todos, José Mayans, férreo defensor de la clandestinidad del aborto, junto a Fiad y a la tucumana Silvia Elías de Pérez, reclamaron «evitar un debate exprés» y abogaron por sumar una gran cantidad de expositores para las reuniones pactadas para esta semana. Lo que entienden desde el sector verde es que con esto buscan dilatar la llegada del proyecto al recinto, buscando que la votación pase para 2021.

Ante esto, desde la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, emitieron el siguiente comunicado:

«El debate legislativo por aborto legal es el resultado de una incesante lucha por los derechos de millones en nuestro país. Hemos impulsado este debate durante años, para que mujeres y personas con capacidad de gestar puedan crear sus proyectos de vida sin riesgos, sin muertes por abortos inseguros, remarcando la responsabilidad de nuestras y nuestros representantes en legislar por la salud integral, adecuando las normas a los mandatos fundamentales de los derechos humanos -tal como nuestro país se ha comprometido a concretar-, en defensa del pleno ejercicio de los derechos de más de la mitad de la población.

Durante el 2018, tuvo lugar un tratamiento legislativo de largos meses. El pasado 11 de diciembre obtuvimos una sanción en la Cámara de Diputados. Asimismo esperamos obtener un dictamen positivo este jueves 17 de diciembre y la sanción definitiva del Senado de la Nación durante este 2020.

La media sanción del viernes pasado puso de manifiesto que esta demanda cuenta con aún más respaldo político y social que en 2018 y más votos a favor en la Cámara Baja. Por eso instamos a un tratamiento responsable y dinámico de la Cámara Alta. Esta media sanción introdujo modificaciones en su dictamen en función de requerimientos hechos por el Senado y esperamos que nuestras y nuestros representantes actúen en consecuencia.
Los aportes de más de 700 exposiciones, tanto en la Cámara de Diputados como en este Senado durante el 2018, dan cuenta de que el aborto es una deuda de la democracia, una necesidad de salud pública, un derecho constitucional y convencional y sobre todo un ejercicio de autonomía y responsabilidad de todas las argentinas. Estas exposiciones se encuentran hoy disponibles en Internet y fueron seguidas atentamente por toda la ciudadanía.

Repetir nuevamente las mismas exposiciones por tercera vez no es más que otra maniobra dilatoria de sectores conservadores que solo buscan seguir negando nuestra libertad y que, ante la demanda popular de la ampliación de derechos -habida cuenta de las consecuencias de los abortos inseguros- no permiten que nada cambie, empujando a la clandestinidad a cientos de miles que también son sus representadas. No queremos más dilaciones. Nuestros derechos no pueden esperar más.

El clamor por decidir sobre nuestras vidas se manifestó este 10 y 11 de diciembre en cientos de vigilias en cada cuidad del país, en cada provincia y en el Congreso de la Nación. Vigilias que volveremos a convocar durante la sesión de tratamiento en la Cámara de Senadores, con el apoyo trasversal y plural de cientos de organizaciones políticas, sociales, sindicales, de derechos humanos, de la cultura y el arte, estudiantiles, feministas; en nuestro país y a nivel internacional.

El mundo mira a la Argentina. Este debate abre nuevos caminos hacia una democracia que escucha al pueblo. Senadoras y senadores: hagamos historia. Es ahora, que sea ley».

 

 

 

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí