Comenzó el debate sobre la legalización del aborto voluntario en el Senado

Foto: Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

La iniciativa comenzó hoy su trámite en la Cámara Alta: primero pasará por comisiones y se espera que el martes 29 pueda llegar al recinto para su votación.

Un plenario de comisiones del Senado abrió esta tarde, a las 14.05, el debate sobre el proyecto de legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, cuyo tratamiento en el recinto está previsto para el 29 de diciembre próximo. El tratamiento se inicia tras la media sanción obtenida el viernes pasado en la Cámara de Diputados.

En la videoconferencia de la que participan los senadores de las comisiones de la Banca de la Mujer, de Salud y de Justicia y Asuntos Penales, disertarán la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, el ministro de Salud, Ginés González García, y la ministra de la Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta.

El plan de trabajo incluye para esta semana cuatro plenarios de las comisiones a las que fue girada el viernes la iniciativa: Justicia; Asuntos Penales y Salud; y Banca de la Mujer.

La funcionaria Vilma Ibarra declaró a Télam que el gobierno nacional sabe que el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo «solo no alcanza», pero ratificó que lo que se busca «es evitar las muertes evitables y abordar el problema de salud pública» que acarrean los abortos clandestinos.

Ibarra dijo que la penalización del aborto que rige hasta la actualidad «no dio resultados» y reiteró que una educación sexual integral «debe ser una política de Estado».

El proyecto fue girado al Senado el viernes, luego de haber sido aprobado en Diputados por 131 votos a favor, 117 en contra y seis abstenciones: un margen más amplio del que había obtenido cuando fue aprobado en 2018. Aquella vez, el expediente chocó con la negativa del Senado, que lo rechazó por 38 a 31, con dos abstenciones y una ausente.

La iniciativa permite la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación, a la vez que habilita la objeción de conciencia de los profesionales que no están de acuerdo con esta práctica médica.

En los casos de los menores de 16 que decidan abortar, se requerirá su consentimiento informado y que concurra acompañado por un familiar o un referente afectivo, mientras que las personas mayores de 16 años tienen plena capacidad por sí para prestar su consentimiento.

En el caso de que una institución privada no cuente con profesionales para realizar la interrupción del embarazo, deberá disponer la derivación a otra institución en la que sí pueda concretarse, según contempla el proyecto.

Movilización de las organizaciones

Bajo las consigna #EsAhoraSenado, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito organiza actividades virtuales y callejeras para acompañar el debate.

«La democracia argentina está a punto de cumplir su deuda con nosotras y nosotres. Tras la aprobación en la Cámara de Diputados de la legalización del aborto voluntario estamos más cerca de que mujeres, niñas y otras personas con capacidad de gestar puedan ejercer verdaderamente todos sus derechos y decidir sobre sus propios cuerpos y sus propios proyectos de vida», dice la Campaña en su comunicado.

Bajo las consigna #EsAhoraSenado, el colectivo tiene previstas actividades para este lunes, martes y miércoles, días durante los cuales tendrán lugar las reuniones del plenario de comisiones que analizará la iniciativa, que son las de Justicia y Asuntos Penales, Salud y Banca de la Mujer.

En tanto, para el jueves 17 están prevista «acciones presenciales en el Congreso de la Nación y en las plazas principales de cada provincia a la espera del dictamen».

En tanto, de cara a la jornada de debate del proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria de Embarazo en el recinto, que en principio sería el 29 de diciembre, fue anunciada «una vigilia federal para esperar la sanción definitiva de esta demanda popular, cuyo objetivo principal es el reconocimiento pleno de los derechos humanos de todas las personas que habitan el suelo argentino».

«Confiamos en la fuerza de la construcción colectiva, trasversal y plural. Nuestra potencia trasformadora es el resultado de la lucha sostenida durante años por la Campaña junto a cientos de organizaciones y el marco de alianzas y redes feministas, que generamos para que este 2020, ¡sea Ley!», concluyeron.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí