La UNL controlará la calidad del cannabis medicinal

Se trata de un servicio para toda la comunidad, cuyo objetivo es determinar la composición de los productos permitiendo un consumo seguro y eficiente. Las tareas comenzarán a prestarse el 7 de junio.

La Universidad Nacional del Litoral comenzará a brindar el servicio de control de calidad de productos derivados del cannabis. La prestación comenzará el lunes 7 de junio y será realizado a través del Laboratorio de Control de Calidad de Medicamentos (LCCM) de la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas (FBCB-UNL). El servicio, principalmente dirigido a consumidores, cultivadores, productores solidarios y profesionales de la salud, garantizará los controles necesarios para determinar la composición cuali-cuantitativa de cannabinoides en aceites, resinas, extractos, tinturas, cremas y otros productos; como así también el contenido de solventes que se utilizan en el proceso de elaboración.

El equipo encargado de ofrecer el servicio está integrado por siete profesionales bioquímicos y licenciados en Biotecnología y es conducido por Yamile Soledad Caro, María Silvia Cámara y liderado por Mercedes De Zan, directora del LCCM. El laboratorio se encuentra emplazado en el cuarto piso de la FBCB-UNL, en la Ciudad Universitaria, y brinda servicios analíticos a la industria farmacéutica bajo un sistema de gestión de la calidad.

Quienes deseen acceder al servicio podrán ingresar a la web oficial. Allí encontrarán toda la información necesaria para saber cómo contratar el servicio, seleccionar qué tipo de ensayos se solicitan, cómo deben remitirse las muestras al laboratorio y el costo de las prestaciones. La contratación puede ser anónima si el usuario así lo prefiere; pero para asegurar la correcta recepción de las muestras a analizar, el sitio cuenta con un protocolo que deberá seguirse para la preparación y/o entrega de las mismas. Finalizado el control de calidad solicitado, el usuario recibirá un informe de análisis en su correo electrónico dentro de las dos semanas de recibida la muestra.

Actualmente el servicio se ocupa del control de calidad de extractos, tinturas, resinas, aceites, cremas y otros productos de uso terapéutico derivados de las diversas variedades del cannabis sativa. En un futuro se incorporará también el análisis de componentes vegetales como flores y hojas de plantas de cannabis.

“Estamos realmente muy satisfechos de que la FBCB-UNL una vez más pueda brindar soluciones a la comunidad a través de un servicio tan esperado por profesionales de la salud, cultivadores, consumidores y agrupaciones civiles que los nuclean. Sabemos que los productos artesanales derivados de cannabis se utilizan satisfactoriamente para el tratamiento del dolor, náuseas, insomnio, ansiedad y la disminución de los síntomas de enfermedades de origen neurológico, por eso es necesario realizar un exhaustivo control de calidad de sus componentes», indicó Adriana Ortolani, decana de la FBCB-UNL.

En esta línea, Mercedes De Zan, la directora del LCCM, amplió: “La información que brindaremos sobre la composición de las muestras analizadas cromatográficamente permitirá entonces formular y utilizar los productos de una manera más segura y adecuada al tratamiento de cada patología, para lo cual recomendamos siempre el acompañamiento de un profesional de la salud especializado en el tema. Esperamos que este servicio redunde en beneficio de todas aquellas personas que han encontrado en el uso de los productos de cannabis una forma de mejorar su calidad de vida, accediendo a un tratamiento más estandarizado y seguro”.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí