El juez que prescribió la causa del Banco de Santa Fe es hijo de uno de los principales deudores

    Busaniche es Busaniche. Pablo Osvaldo  Busaniche, el juez que extinguió la causa por el vaciamiento del Banco Provincial de Santa Fe es hijo de Osvaldo Busaniche, uno de los dueños del viejo Complejo Piedras Blancas, una de las empresas que más se aprovechó del vaciamiento del banco.

    El sitio web Zona Crítica reveló este martes que el juez que declaró prescripta la causa por el vaciamiento del Banco Provincial de Santa Fe, quizá la mayor estafa en la historia de la provincia, es hijo de Dante Osvaldo Busaniche, uno de los cuatro Busaniches dueños del Complejo Piedras Blancas, empresa que se ubica entre los 16 deudores privados que más daño le hicieron al banco público por el volumen de deuda impagable que le dejaron, después de aprovecharse en sucesivas ocasiones del otorgamiento de créditos y reajustes de intereses que sólo pueden explicarse por algún tipo de favoritismo.

    Después de 31 sin tener ni un solo avance –ninguno de los 44 directivos del Banco implicados en el vaciamiento siquiera fueron convocados a declarar–, Busaniche hijo resolvió dictar la prescripción, siguiendo a la letra los argumentos de la defensa, liderada por el incombustible doctor Néstor Oroño, cuya trayectoria contiene el patrocinio de genocidas como Roberto Martínez Dorr y Juan Orlando Rolón, entre otros prohombres de las elites locales.

    El padre del juez Pablo Osvaldo es Dante Osvaldo Busaniche, quien junto a otros tres Busaniches eran los propietarios del Complejo Piedras Blancas, una infraestructura turística que ocupaba todo lo que hoy es la Costanera Oeste, de punta a punta, con playas, bares y hasta un mini zoológico. Toda esa obra se hizo a puro crédito impago con el Banco Provincial. Así, Piedras Blancas quedó en el grupo de los 16 privados que mayor perjuicio le ocasionaron al banco de todos los santafesinos, según reporta el Informe Nogueras, que además reporta las relaciones entre empresas, empresarios y funcionarios del banco. Además de Piedras Blancas, esas 16 empresas –y particulares– fueron Agritec SA, Florencia SA, Frigorífico Hughes, Industria Aceitera Río Paraná, Lainatti Hnos (vinculados también a Florencia SA), Massey Ferguson, Molino Arrocero San Javier SA, Ospim, Orlando Didier y Sra (vinculados también a Industria Aceitera Río Paraná), Padoan y Cía-Colonia Yatay SA, Sellares SA, Siderurgia del Litoral SA, Vicco Agropecuaria, Welbers, Wultrich SA.

    Piedars Blancas se construye a partir de un un préstamo de 800 mil dólares otorgado en 1980. Sobre ese préstamo, el Informe Nogueras señala que es como que los Busaniche se hubieran ganado un super Quini 6: «Desde el inicio de la relación crediticia con el Banco, no resultaban razonables las operaciones concertadas con el mismo, ya que se encontraba iniciando la actividad, sin recursos financieros de ninguna índole y sin ningún proyecto razonable que respalde o justifique los montos solicitados».

    En 1981 ligaron otro préstamo de $2500 millones de pesos ley (la moneda anterior al Austral), avalado directamente por el Gobierno de Santa Fe, que se sitúa como garante a través de un decreto. Allí el ministro de Hacienda de esa época, Rolando Fazio, celebra que el complejo «ha contribuido al embellecimiento» de la ciudad.

    De ahí en más comenzaron diversas bicicleteadas y prórrogas, como una se condonación del 95% de los intereses punitorios. En 1985 el Banco le convierte la deuda en dólares a australes, un enorme beneficio para la empresa. Recién en 1988 el banco admitió la insolvencia de la empresa, pero hasta 1991 –once años después del primer crédito que nunca se devolvió– siguió en negociaciones con la empresa para lograr pagos.

    El Informe evalúa que “el Gobierno de la provincia encontró en esta empresa la posibilidad de realizar una Obra considerada necesaria para la ciudad de Santa Fe. A la luz de los resultados obtenidos no podemos decir que se han cumplido los objetivos propuestos, ni que el destino verdadero de los fondos haya sido la ejecución de la citada obra”. Piedras Blancas terminó debiéndole al banco 2.333.225 dólares. Dante Osvaldo Busaniche falleció en 2017.

    Dejar respuesta

    Por favor, ¡ingresa tu comentario!
    Por favor, ingresa tu nombre aquí