Esta semana, Argentina le pagará al FMI el equivalente a 13 presupuestos de la ciudad de Santa Fe

Argentina debe afrontar vencimientos por 1900 millones de dólares el miércoles, que corresponden a pagos de la deuda que el gobierno de Mauricio Macri tomó  con el FMI. Si no se cierra la renegociación antes de fin de año, Argentina tiene que pagar el equivalente al 82% de todo el presupuesto provincial 2021.

Argentina traga este miércoles la primera píldora amarga una de las peores consecuencias de la gestión de Mauricio Macri, el retorno al FMI. El préstamo que fue otorgado en cuotas a partir de 2018 alcanzó los 44 mil millones de dólares, convirtiéndose en el mayor desembolso en la historia del organismo internacional. Su uso real fue nulo: no se tradujo en ninguna obra que requiriera dólares, tampoco en importación de tecnología ni nada que se necesitara desde el exterior. Sirvió pura y exclusivamente para engrosar las arcas del Banco Central, que luego vendía esos dólares a todo el que quisiera. El mismo proceso de endeudamiento y fuga de capitales que ya había vivido dos veces la Argentina –durante la dictadura y el menemismo– se repitió una vez más. El saldo: no se puedo evitar la devaluación, se fugaron más de 80 mil millones de dólares en total y el endeudamiento se disparó.

Un endeudamiento que es muy real: este miércoles Argentina pagará 1900 millones de dólares, primer pago de capital del préstamo, una cifra que literalmente equivale –al tipo de cambio oficial de hoy– a todo el presupuesto anual 2021 la ciudad de Santa Fe multiplicado más de 13 veces. Todos los salarios, las obras, los pagos a proveedores, todos los $13.664.317.516 que debería gastar en 2021 la ciudad, pero de 13 ciudades como Santa Fe, quemado de una y por nada. Más bien, por no cerrar de nuevo el cepo cambiario en 2018, cosa que, finalmente, tuvo que cerrar Macri cuando hasta el FMI dejó de financiarlo después de las primarias 2019. Para ese entonces, entre abrir el cepo apenas asumido y cerrarlo con la derrota cantada, la fuga de capitales total de la gestión macrista había superado los 86 mil millones de dólares.

Amor, ¿y si hablamos del colonialismo?

Los 1900 millones del 22 de septiembre no son el único pago a efectuar en este año. Para lo que queda de 2021, restan darle al FMI casi 400 millones de dólares en intereses y otros 1900 millones en concepto de capital, para el 22 de diciembre. De sustanciarse esos pagos, Argentina estaría quemando el equivalente a 429.240 millones de pesos. Todo el presupuesto 2021 de la provincia de Santa Fe fue de 519 mil millones de pesos. Así de concreta es la deuda externa: si no se cierra la renegociación con el FMI, Argentina pagará en 2021 el equivalente al 82% del presupuesto provincial santafesino 2021. 

Las negociaciones con el FMI sufrieron sucesivas demoras. En la discusión está en entredicho una baja de tasas, mayores plazos de pago y otros puntos decisivos para la estabilidad financiera en el marco de la imposibilidad total del país para cumplir el acuerdo tal como Macri lo había acordado. El cierre de la negociación apremia: en el presupuesto  nacional 2022 directamente no se contempla ningún pago al FMI en todo el año, dando por descontado el acuerdo y las facilidades necesarias.

La noticia «positiva» es que Argentina cuenta con 4334 millones de dólares que el propio FMI mandó, que serán utilizados para pagarle al FMI. Ese dinero era literalmente una donación del FMI a sus países miembro para afrontar la crisis resultante de la pandemia. Representa casi 425 mil millones de pesos al tipo de cambio actual. Es decir, el presupuesto total anual 2021 de 31 ciudades como Santa Fe. Los fondos para salir de las consecuencias de la pandemia también se evaporan como consecuencia del legado de la aventura macrista (y de la decisión política de privilegiar los pagos de deuda sobre cualquier otra cosa).

Argentina busca un Acuerdo de Facilidades Extendidas (EFF, según las siglas en inglés), que dilate los pagos en 10 años, con cuatro de gracia. De no lograrse, el país debería pagar en 2022 el equivalente a 19.100 millones dólares, en 2023 la cuenta sería de 19.300 millones y en 2024 quedarían todavía pendientes 4900 millones. Esas cifras acordadas por el macrismo ya eran ridículamente impagables en 2018. Todos esos verdes se los fugaron unos pocos argentinos.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí