Del 2×1 a la liberación de Alfredo Astiz

El portal Infobae informó hoy que el gobierno incluyó en una lista de presos a destinados a prisión domiciliaria por razones de salud o de edad al Ángel de la Muerte, Alfredo Astiz, condenado a prisión perpetua por los crímenes de la ESMA. Otros genocidas también son recomendados para el mismo beneficio.

El 8 de marzo el Servicio Penitenciario Federal (SPF), dependiente del gobierno nacional, elaboró una nueva lista de detenidos sugeridos para acceder a la prisión domiciliaria por razones de salud o edad. Alfredo Astiz, que padece de cáncer de próstata, está entre ellos. El 31 de enero el SPF ya había elaborado una nómina que incluía a varios genocidas. En marzo la extendió: alcanza a 1436 presos, incluyendo al Ángel de la Muerte.

Astiz está detenido en la Unidad 31 de Ezeiza, un centro de detención para mujeres. Se encuentra en la fase de control del tratamiento oncológico. El Tribunal Oral Federal 5 tiene que decidir su situación, en base a la recomendación del SPF, que considera que «La atención está garantizada, pero puede no ser la adecuada para su tratamiento».

En el listado original del 31 de enero había recomendaciones de prisión domiciliaria para 96 represores. Entre otros genocidas de la ESMA están Jorge «El Tigre» Acosta, Carlos Capdevilla, Antonio Pernías y Adolfo Donda.. Desde el gobierno, el secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj salió a despegarse de la situación, expresó su rechazo y dejó la situación en manos de la Justicia.

La noticia se conoce a pocos días del 24 de marzo. El último antecedente es la prisión domiciliaria de Miguel Etchecolatz, en Mar del Plata, que fue recientemente revocada. Astiz, entre otras atrocidades, es responsable directo de la desaparición de tres Madres de Plaza de Mayo fundadoras, Azucena Villaflor, Mary Ponce de Bianco y Esther Ballestrino de Cariaga, de las monjas francesas Alice Dómon y Leonie Duquet y de la joven sueca Dagmar Hagelin. Fue uno de los fusiladores y desaparecedores de Rodolfo Walsh. Como marino, también es recordado por su cobarde desempeño durante la guerra de Malvinas.

Como tantos otros represores, Astiz gozó de plena libertad hasta que se reiniciaron los juicios por delitos de lesa humanidad. Recién en 2007 fue llevado a prisión, en el marco de los primeros juicios por los crímenes cometidos en la ESMA.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí