Oscuro, crítico de los gobiernos y reivindicativo del feminismo: así es el nuevo disco de Sig Ragga.

Cuando se ve en vivo a Sig Ragga en escena, ya se dijo en esta sección del periódico, da la impresión de que son cuatro humanoides haciendo una música de fantasía que cada dos por tres se olvidan de hablar en terrícola y cantan en su idioma extraterrestre. Sus trajes y sus caras pintadas también colaboran en esa ilusión, en conjunto alcanzan carácter épico. Sirenas, serafines, el sol y también la luna forman parte de esos mundos fantásticos que se asoman y se esconden en los tres minutos que dura un tema.

Con la salida de la primera parte de Relatos de la Luna, su nuevo material que van a completar en tres entregas (agosto, octubre y noviembre), la banda vuelve a hacer su gran truco presentándonos lo conocido de una forma novedosa. Manteniendo su registro, ahora se los escucha cantar sobre la coyuntura política, algo que interesa y mucho al cuarteto. Cuenta su cantante y pianista, Gustavo Cortés: “Hay cierta temática social que tiene que ver con lo que a mí me conmueve. Es una necesidad de transformación.” 

Los Sig Ragga charlan sobre las cosas que les preocupan, como la avanzada de los gobiernos de derecha en latinoamérica y en todo el mundo, los curas pedófilos o la pobreza. Estos tópicos se cuelan, casi sin falta, en las canciones nuevas, como si fueran sus conclusiones al respecto. 

—Entonces, ¿qué viene primero, la política o el arte?

—No creo en esa separación. Para mí es una necesidad humana, como el arte no está separado de la vida. Yo expreso lo que soy, lo que pienso y siento, mis sueños. El arte, en ese sentido es un catalizador hasta del inconsciente, un lugar donde se visualizan esas cosas. Pero yo no me siento dividido en política y arte, ¿viste? entonces no es qué viene antes, es todo un mismo tiempo, lo que surge. Por lo menos trabajo con esa libertad de dejar aflorar nuestro deseo, ¿no? 

El ejemplo más a mano está en “Esperando la magia”, la primera canción del nuevo disco, que tiene como una de sus ideas más resonantes que la iglesia y el Estado no tienen nada que ver entre sí: “El corte está hablando, por supuesto, del feminismo, de la marea verde y este proceso que estamos atravesando, enhorabuena, de las relaciones sociales”, cuenta el músico de 36 años que además es Técnico en Comunicación Social.

La percepción del Tavo adolescente ya reparaba en que las mujeres de la familia debían corresponder a una división de tareas injusta y desigual respecto de los varones. Y eso le picaba. “Dios es hombre/y como hombre gobierna y determina”, dice en esta nueva canción que salió acompañada de un video, dirigido por el baterista y conductor de la estética sigragga, Pepo Cortés.

—Lo que hablaba también con mi compañera –retoma Gustavo– es que veo cierto grado de politización de la sociedad, que ahora está interesada por hablar y que, justamente, para mí tienen que ver con el feminismo que nos ha convocado a hablar de estos y de muchos otros tantos temas. Me parece central de nuestro tiempo y de las más revolucionarias que se presentaron en mucho tiempo. 

El título Relatos de la Luna da una idea de unidad de las canciones, aunque lo que se declara es que se trata de un compendio de ideas que fueron madurando y que, recién cuando empezaron a atarse unas con otras, fue que empezaron a “elegir cuáles entraban dentro del mismo mundo”. Este mundo es mucho más oscuro y su clima es de preocupación, según podemos aprender de estos tres temas que conocimos en la primera vuelta, en el videoclip y en la portada (también responsabilidad de Pepo) que recuerda al Innuendo de Queen: “Tienen como ciertas afinidades las canciones, en cuanto a las temáticas, porque fueron concebidas en un mismo tiempo histórico. Nos atravesaron a nosotros y era lo que conversábamos en el grupo. Recorren un momento nuestro pero que también tienen que ver con tópicos recurrentes que tomamos siempre, a lo largo de la historia del grupo. De nuestra vida, bah.”

Lo de “relatos”, viene en relación con una canción que todavía no salió en la que un castor charla con la luna y “aunque no lo pensamos de esa forma, es totalmente posible esa lectura que hacés de la negritud y la oscuridad”, dice Cortés avalando la percepción expuesta por Pausa. Este viraje también es idea de su hermano: “Veníamos del blanco y de exaltar en los shows a través de la luz, el ‘salgan para afuera’ que ahora vamos a tener que darle otro tratamiento. Desaparece un poco el cuerpo y ya quedan las caras. También quitamos la pintura de la cara y me parece que hay una cuestión de sacarnos las máscaras que usábamos, a nivel simbólico.”

—¿Ensayan con los trajes puestos?

—No ensayamos con los trajes, no. Lo reservamos para el momento del vivo, es como un ritual. Y los shows son un ensayo, de alguna manera… entonces sí ensayamos con los trajes –terminó reconociendo previo a una carcajada.

Y redondea: “Esos personajes somos nosotros, nada más que sirven como excusa para transmitir una idea o una sensación: es como que yo te ponga un traje y te insista en que ya estás habilitado a adoptar unas posiciones más exageradas”.

Data y shows

La gira de presentación de Relatos de la Luna empieza en Tribus el viernes 6 de septiembre y se va a completar con shows en el Studio Theater de Córdoba (8 de septiembre), en la Sala de las Artes (Rosario, 13 de septiembre) y en el Centro Cultural Konex en Buenos Aires, el 14 de septiembre. Anticipadas en venta a través de sistema Ticketway y puntos de venta físicos: Credifé (Santa Fe, Rafaela y Esperanza), Nexon Santa Fe (sucursales Aristóbulo del Valle y Peatonal San Martín), Nexon Paraná y Santo Tomé. También se pueden comprar en boletería de Tribus, de miércoles a domingo desde las 18.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here