Manessi: «En los pueblos hay tres o cuatro veces más fallecidos por cáncer»

Todos los años parece que se abre la discusión, todos los años las presiones económicas hacen que se caiga. En 2015, otra vez la Legislatura se apresta a debatir alguna reglamentación para las fumigaciones aéreas y terrestres, aunque todavía no es seguro que el tratamiento tenga lugar. Los antecedentes en 2013, 2012 (incluyendo denuncias de aprietes varios), 2011 y 2010 no dan mucho lugar a la esperanza. Mientras tanto, pueblos y ciudades del interior de la provincia son, lisa y llanamente, rociados con glifosato. Estudios de médicos de la Universidad Nacional de Rosario ya dan cuenta del aumento de padecimientos diversos en la salud, entre ellos cáncer. Fuera de que esa correlación entre el agroquímico y la enfermedad ya fue ratificada en marzo por la Organización Mundial de la Salud. 
Ayer en Pausa en el Aire (radioeme.com y FM 96.3) Carlos Manessi, integrante del Centro de Protección de la Naturaleza, nos con la historia de los sucesivos proyectos, de cómo fueron cayendo y de cuál es el sufrimiento de los pueblos que piden “Paren de Fumigarnos”. “La actual ley que regula el uso de agrotóxicos es de 1995”, anterior al actual modelo sojero, señaló Manessi. Y luego graficó: “Nuestros pueblos del interior de la provincia, según los estudios epidemiológicos que realiza la Facultad de Medicina de Rosario, tienen tres o cuatro veces más fallecidos con cáncer que la media nacional. Eso en un pueblo chico es muy fuerte”.
El audio completo de la nota

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí