Bordet insiste con fumigar cerca de las escuelas rurales

Foto: diarioactualizado.com

El gobierno de Entre Ríos volvió a decretar que se puede fumigar a cien metros de los establecimientos educativos. Organizaciones de docentes y ambientalistas expresaron su repudio.

El gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, firmó un nuevo decreto para regular las distancias de utilización de agrotóxicos en relación a las escuelas: 500 metros para las fumigaciones aéreas y 100 metros para las terrestres. En mayo, el Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos había revocado otro decreto del Ejecutivo, y establecido que el límite para fumigar cerca de las escuelas rurales debía ser de 1000 metros en las aplicaciones terrestres y 3000 metros en las aéreas. Ahora el gobierno provincial insiste en reducir esas distancias. El Foro Ecologista de Paraná ya convocó a una movilización ante la explanada de la Casa de Gobierno para este martes a las 19 hs; y la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (AGMER) hizo público su repudio.

Otra vez mediante un decreto, el gobierno entrerriano busca una regulación de consenso sin tocar el punto de las distancias. Si bien instruye al Ministerio de Salud a realizar un programa de seguimiento de la salud de agricultores y comunidades rurales, vuelve a acercar las fumigadoras a los edificios escolares. Además, crea la figura de un veedor sanitario, una instancia de control que -según informaron desde AGMER- quedará bajo la responsabilidad de las autoridades escolares.

La sentencia de la máxima autoridad judicial entrerriana señala que el decreto anterior era violatorio de los derechos consagrados en la Constitución nacional y provincial. “Este modelo se agotó… ¿Cuántas pruebas más se necesitan? Nos merecemos un gobierno que acompañe la transición hacia otras agriculturas –con subsidios, con apoyo real a los pequeños productores que son tan víctimas como la niñez y la docencia rural–, y no que decrete autoritariamente y escuchando sólo las voces manipuladas por el agronegocio”, expresaron desde AGMER al conocer la nueva resolución del Ejecutivo.

Al conocerse la decisión judicial en mayo, la Federación Agraria, la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos (Farer), la Sociedad Rural Argentina y la Federación de Cooperativas (Fedeco), se quejaron diciendo que “Este fallo, sin respaldo ni criterio técnico alguno, imposibilita la producción en más de 300 mil hectáreas”. El vicepresidente de la Federación Agraria, Elvio Guía llegó a proponer “Reubicar las escuelas rurales”, adonde ejercen su derecho a la educación los hijos de los trabajadores del campo, para que las patronales puedan hacer uso de los agrotóxicos.

En un comunicado de marzo, la Red Universitaria de Ambiente y Salud (REDUAS) dio a conocer que “La información científica actual y las valoraciones de organismos de la Organización Mundial de la Salud reconocen la fortaleza de la asociación entre exposición a pesticidas y enfermedades severas como el cáncer, principalmente vinculado a fumigaciones con glifosato y con 2.4D, productos clasificados como cancerígenos de categoría 2A y 2B(5,6)». «Estos pesticidas son los más utilizados en las fumigaciones en etapas de barbecho químicos que son las aplicaciones que se realizan durante los meses coincidentes con las actividades escolares, razón por la cual, es esencial prohibir absolutamente estas aplicaciones en zonas cercanas a las escuelas rurales”, manifestaron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here