Una gran columna atravesó ayer el sur de la ciudad hasta llegar a Casa Gris. Encabezada por la Mesa Ni Una Menos Santa Fe, la movilización resumió múltiples consignas en su documento, que arrancó con referencias a la situación del continente. Al final, se replicó la perfomance «Un violador en tu camino».

Transcribimos el documento leído el 2 de diciembre en la plaza 25 de Mayo:

Cada 25 de noviembre se conmemora en todo el mundo el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra Mujeres, Lesbianas, Travestis, Bisexuales y no Binaries. Esta fecha rememora el asesinato de las tres hermanas Mirabal, el 25 de noviembre de 1960, militantes opositoras a la dictadura que ejerció, por más de 30 años, Leónidas Trujillo en la República Dominicana.

Hoy, somos millones movilizándonos en toda América Latina contra el régimen imperialista, capitalista, opresivo y patriarcal. Salimos a las calles y nos unimos una vez más es un solo grito: VIVAS Y LIBRES NOS QUEREMOS. Somos el estallido del NI UNA MENOS que marcó una bisagra en la visibilización y amplificación de la lucha contra la violencia. Somos la marea verde que supo ganar las calles exigiendo: ¡ABORTO LEGAL YA!

Somos quienes nos manifestamos frente a cada violencia, femicidio y travesticidio, que en lo que va de 2019, (de acuerdo al estudio realizado por el equipo de Género de la concejala en Rosario Norma López) en nuestro país fueron 315, en tanto 38 ocurrieron en nuestra provincia, así mismo -según registros oficiales- cada 17 minutos se solicita asistencia por violencia de género.

Somos quienes tuvimos un rol decisivo en el enfrentamiento y derrota de la política de Macri que nos condenó durante cuatros años a la miseria agravando la violencia. Este gobierno nos ató a un acuerdo con el FMI que incrementó la deuda externa e interna, lo que significa mayores penurias para el conjunto del pueblo, impactando  doblemente sobre nosotras, porque cobramos un 30 % menos que los varones, porque somos la mayor parte del trabajo precarizado, porque asumimos la mayor parte del trabajo doméstico, reproductivo y de cuidado, cumpliendo doble o triple jornada laboral.

Somos quienes ponemos nuestras cuerpas en los barrios sosteniendo comedores y merenderos para calmar el hambre al que nos somete la política de ajuste de Macri y los gobernadores.

Pero el neoliberalismo en Argentina no es un caso excepcional. La avanzada de la derecha conservadora se extiende en nuestra región, como vemos en Uruguay; en el caso de Chile el gobierno de Piñera en complicidad con las fuerzas armadas que están violando sistemáticamente los derechos humanos, con especial ensañamiento sobre las cuerpas de mujeres y disidencias. Vemos con preocupación la desaparición forzada de personas seguida de muerte.

Repudiamos enfáticamente el golpe al Estado Plurinacional de Bolivia por parte de grupos fundamentalistas religiosos y económicos y la militarización de las ciudades, la asunción de una Presidenta ilegítima sin ningún poder constitucional, biblia en mano, reforzando un modelo colonialista, racista, patriarcal que genera la violencia que hoy habita sus calles. Nos solidarizamos con las luchas en Puerto Rico, Ecuador, Haití, Nicaragua, Colombia y Brasil contra el nefasto Bolsonaro.

Somos la fuerza imparable de una nueva oleada de rebeldía latinoamericana que se pone de pie contra las derechas reaccionarias y fascistas.

En la provincia, la transición deja al desnudo las responsabilidades políticas en cuestiones de déficit, de precarización laboral y de desfinanciamiento. Ésta Colectiva ha demostrado tener la fuerza de oponernos al hambre y la miseria y parar el país, y somos quienes seguiremos estando en las calles ante cada derecho vulnerado.

Emergencia en Violencia contra las Mujeres

Somos a quienes los gobiernos dan la espalda, que nos matan cada 26 hs, que no figuramos en las estadísticas, quienes decimos: no vamos a parar hasta que hayamos derrotado este sistema que nos arrasa.

Porque nuestras vidas valen mucho más que $11, que es lo destinado por el gobierno nacional en políticas de género. Porque la plata está, lo que falta es decisión de los gobiernos.

Por eso, necesitamos y exigimos la Declaración de la Emergencia en Violencia contra las Mujeres, lo que implica: que se destine presupuesto extraordinario, se reasignen partidas para llevar a cabo medidas urgentes destinadas a la prevención y asistencia integral de las situaciones de violencia que se viven en un contexto de emergencia social, en materia de género. Queremos la instalación de refugios en todo el territorio nacional, un subsidio habitacional y asistencia económica para mujeres que se encuentren en situación de violencia y un plan nacional de promotoras territoriales capacitadas para la prevención. ¡EMERGENCIA EN VIOLENCIA YA!

Iglesia

Es urgente la separación ideológica, política y económica de las Iglesias y el Estado y cesar toda su injerencia en políticas públicas. Los antiderechos de la iglesia católica y las evangélicas, más los gobiernos de este sistema, se empeñan en avasallar nuestros derechos. El debate del aborto confirmó la intromisión de los cleros en el Estado.

Además, las iglesias son enemigas históricas de nuestros derechos, toda su jerarquía y su aparato mundial trabajan hace más de dos mil años para sostener el orden capitalista y patriarcal, encubriendo abusos y violaciones. Apoyaron genocidios de pueblos originarios en toda América, bendijeron la dictadura genocida. Y hoy para el clero ni Piñera es represor, ni los militares en Bolivia son golpistas. Peor aún, en el nombre de Cristo y con biblia en mano hoy se ejecuta un golpe de estado en Bolivia: ¡porque el golpe también es clerical!

Basta de privilegios. Exigimos la anulación de millonarios subsidios y presupuestos públicos a obispos, curas y pastores. Por una salud y educación laica.  ¡IGLESIA Y ESTADO ASUNTO SEPARADO!

IVE – ILE

Somos quienes defendemos que sean los hospitales de alta complejidad los que tengan la obligación de realizar abortos en gestas de más de 12 semanas. Somos a quienes ante el derecho de acceder a la práctica de ILE nos someten a diversas formas de violencia institucional: desde el maltrato y la re victimización, hasta la violación del derecho a la confidencialidad y la denegación de la práctica.

Somos quienes exigimos acceder a nuestros derechos sexuales, reproductivos y no reproductivos para evitar muertes y erradicar discriminaciones que contribuyen a ampliar la brecha de la injusticia social.

Exigimos: promoción para conocer nuestros derechos y presupuesto para garantizarlos y el apartamiento de “objetores de conciencia” de las direcciones, jefaturas y coordinaciones de los Servicios de Salud. ¡Fuera Seireff, Poletti y Leal! Exigimos respeto a las decisiones de las personas gestantes a decidir sobre sus cuerpas y sobre sus vidas. Respaldo a quienes SI garantizan derechos, y SANCIÓN a quienes NO lo hacen.

ESI

La ESI es un derecho humano fundamental del estudiantado de nivel inicial, primario, secundario y superior. Es la herramienta de prevención eficaz para batallar ideológicamente al sistema patriarcal opresor.

El Programa Nacional de ESI creado a partir de la Ley 26150 se encuentra desfinanciado.

Exigimos la implementación efectiva en todos los establecimientos y niveles educativos de la provincia.

Exigimos a los senadores la urgente sanción definitiva del proyecto de Ley de ESI provincial.

Que el Ministerio de Educación monitoree los procesos de implementación en las escuelas públicas de gestión oficial y privadas.

¡PEPA (Proyecto educativo para el amor) NO ES ESI!

Paridad

Somos la mitad de la población, por eso es justo que seamos la mitad de quienes integremos todos los espacios de decisión.

La Paridad es necesaria en los tres poderes del Estado y en sus tres niveles.

¡Le exigimos al senado provincial su aprobación Ya!

Es imprescindible en los partidos políticos, en los sindicatos y gremios, en los Colegios Profesionales, en la conducción de las Empresas, en los medios de comunicación, en los deportes y en la ciencia.

Nuestra cultura debe ser igualitaria y equitativa, debemos dejar de ser musas para ser parte activa de los procesos de construcción y producción cultural.

Por eso exigimos paridad en los escenarios cantando, actuando, tocando, pero también paridad e igualdad de oportunidades y trabajo para las escenógrafas, iluminadoras, vestuaristas y gestoras culturales.

Sólo con la paridad haremos una sociedad más justa, sólo con la paridad lograremos la representación de todas y todes: las mujeres rurales, las mujeres pobres, las mujeres jefas de hogar, las mujeres afrodescendientes y de pueblos originarios, el colectivo LGTBIQ y las personas con discapacidad.

Diversidad

SOMOS LAS TORTAS, LOS PUTOS, LAS TRAVAS y no binaries que exigimos:

Basta de criminalizar nuestras identidades. Somos quienes aún no tenemos la libertad de amar por fuera de la heteronorma, y por eso pedimos justicia por Mariana Gómez, procesada por besar a su compañera en la vía pública ¡Nuestros besos no se reprimen, no se sentencian, no se castigan!

Exigimos al Estado el acceso para personas trans a los procesos de hormonización y cirugías ¡Nuestra salud no se recorta!

Celebramos la conquista del cupo laboral trans provincial y exigimos su inmediata implementación ¡Basta de violencia hacia el colectivo LGBTIQ+!

Precarizadas/es

Somos quienes nos encontramos en la alarmante situación de precarización laboral en el ámbito público: una expresión bien clara de violencia ejercida desde el Estado, que sólo en la provincia de Santa Fe pretende ocultar el vínculo laboral que tiene con 5000 trabajadoras y trabajadores, quitándonos todos los derechos laborales que nos corresponden de manera legítima. Hay quienes dicen defender los derechos de las mujeres, pero nos arrancan uno tan básico como la LICENCIA POR MATERNIDAD, impidiendo que amamantemos y descansemos nuestro cuerpo gestante.

Somos quienes nos organizamos junto a nuestros compañeros por el PASE A PLANTA YA, contra la violencia de los gobiernos que han sostenido la política de estado del trabajo precario, así como han permitido que en el ámbito privado las mismas condiciones se llevaran la vida de la joven Antonela Olmedo, reflejo directo de la opresión capitalista de la mujer trabajadora.

Maternidades

Somos las madres, que parimos en condiciones de violencia en cada hospital del país, algunas criminalizadas por nuestra condición de mujeres, pobres, lesbianas o adolescentes. Somos las feministas quienes tenemos la responsabilidad de acompañar a les gestantes en su decisión de abortar o parir.

Nuestro pañuelo verde es más que un símbolo de la lucha por el aborto, es nuestra posibilidad de demostrar que acompañamos sin juicio y distinción las decisiones de nuestras hermanas  y la conquista de derechos de forma segura y sin violencias para todas y todes.

Celebramos que en nuestra Provincia sea ley el parto respetado.

Justicia

Somos a quienes la justicia re victimiza sistemáticamente con su actuar machista y patriarcal. En Santa Fe, la carencia de perspectiva de género de los jueces del Poder Judicial y de los fiscales del Ministerio Público de la Acusación, se evidencia en las intervenciones, resoluciones y sentencias.

Exigimos la implementación de la Ley Micaela. Esta ley obliga a todos los funcionarios/as y trabajadores de los tres poderes del Estado a recibir una capacitación en materia de género y propone la creación de un “Programa nacional permanente de capacitación institucional en género y violencia contra las mujeres”.

El Estado es responsable y debe garantizar el acatamiento de las leyes, convenciones y tratados que reconocen derechos y garantías de las mujeres.

Denunciar la violencia de género nos genera una doble victimización porque debemos recorrer y realizar trámites burocráticos y muchas veces esto nos lleva a abandonar la denuncia, con el riesgo que supone, por eso: Exigimos leyes que nos amparen porque no se ha modificado significativamente la mirada que el poder judicial tiene sobre nosotras y nosotres.

Acoso callejero

El acoso callejero es una de las violencias machistas más invisibilizadas social e institucionalmente. Las asimetrías sexo-genéricas entre varones y mujeres, lesbianas, travestis, trans y no binaries se plasman en el espacio público, siendo las mayorías quienes nos enfrentamos cotidianamente al acoso, violencia sexual y a quienes se nos vulneran los derechos de libre tránsito, circulación, a vivir y disfrutar la ciudad en igualdad de condiciones. Queremos una ciudad feminista y disidente para poder transitar libremente. Por eso exigimos que se cumpla con lo que establece el art 84 bis del código de convivencia de la provincia y exigimos que el ACOSO CALLEJERO se tipifique como delito en el código penal. ¡QUEREMOS VIVIR EN LIBERTAD!

Trata

Somos las que exigimos el cumplimiento de la ley 26.842 contra la trata y la explotación sexual, el desmantelamiento de las redes de trata.

¡Basta de complicidad de la Justicia y el Estado! Exigimos que avance la investigación del caso de Natalia Acosta (desaparecida en 2009 en esta ciudad) y la aparición CON VIDA de Natalia y TODAS las desaparecidas por las redes de trata.

Personas con Discapacidad

Somos quienes sufrimos opresión no sólo por tener una discapacidad sino también por nuestro género, desde la infancia no nos informan, y deciden por nosotras y nosotres, nos ven como eternos infantes, nos discriminan, nos tratan como enfermas, enfermos, nos violan y nos matan.

Somos la colectiva de personas sordas a las que no les pueden tomar denuncia porque el estado carece de intérpretes de lengua de señas.

¡Exigimos el reconocimiento del Estado en todas sus dependencias para poder vivir dignamente y sin discriminación!

Economía Popular

Somos las y les trabajadoras de la Economía Popular, quienes nos creamos nuestras fuentes de trabajo para sobrevivir a esta crisis, somos quienes sostenemos, nutrimos y resistimos en nuestros territorios.

Exigimos ¡EMERGENCIA ALIMENTARIA PROVINCIAL YA!

Somos las que no vamos a abandonar las calles hasta tirar el patriarcado. ¡VIVAS Y LIBRES NOS QUEREMOS!

Nos duelen los nombres de todas las que este año sufrieron femicidios, femicidios vinculados, travesticidios, ellas son:

1.      Agustina I.c

2.      Danisa María del Luján C.

3.      María Irene C.

4.      Gloria L.

5.      Emilce S.

6.      Carolina V.

7.      Duiana V.

8.      Delia Beatriz D.

9.      Soledad G.

10.    Soledad S.

11.    Milena Z.

12.    Gorosito

13.    Natalia C.

14.    Evelin C.

15.    Carla M.

16.    Gimena G.

17.    Samanta G.

18.    Veronica R.

19.    Valentina

20.    Rocio S.

21.    Graciela A.

22.    Natalia Soledad S.

23.    Maria Virginia C.

24.    Tiziana Valentina L.

25.    Jazmín Sol D.

26.    María del Carmen A.

27.    Silvia Q.

28.    Sandra Isabel F.

29.    Rosa F.

30.    Norma Esther Q.

31.    Joaquina B.

32.    Carmen R.

33.    Antonia S.

34.    Cecilia B.

35.    Maria P.

36.    Ana María A.

37     Gabriela D.

38     Elsa M

Ni una niña, ni mujer, ni lesbiana, ni travesti, ni trans asesinada por varones patriarcales con la responsabilidad del Estado, que por acción u omisión aumenta la indefensión ante la violencia machista.

Ni una niña, ni mujer, ni lesbiana ni travesti, ni trans compelidas a sexualidades obligatorias o impuestas. ¡Sexualidad libre y placentera sin las cadenas de la desigualdad, la violencia y la opresión!

Ni una mujer, o cuerpo gestante más muerta por abortos clandestinos. ¡Porque las maternidades sean elegidas no obligatorias!

Ni una mujer, ni lesbiana, ni travesti, ni trans más, estereotipade, revictimizade, cosificade, en y por los medios masivos de comunicación.

Ni un día más demorando leyes en defensa de nuestros derechos

Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir.

NI UNA MENOS

VIVAS Y LIBRES NOS QUEREMOS.

Cobertura: Mariángeles Guerrero, Ileana Manucci.
Redes: Marcelo Przylucki.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here