Barrio 88 presentó una propuesta de creación de un Mercado de Alimentos Social

Bajo la premisa de que «comer es un derecho», el concejal Guillermo Jerez presentó un proyecto para crear un mercado municipal que conecte directamente a productores locales y regionales con los consumidores y con los servicios alimentarios del Estado.

El concejal Guillermo Jerez presentó un proyecto para la creación, en el ámbito municipal, del Mercado de Alimentos Social (MAS). El proyecto apunta a nuclear a cooperativas y a pequeños y medianos productores de alimentos, los cuales venderán sus productos sin intermediarios, directo al consumidor, que podrá adquirirlos de forma presencial o virtual. En un principio, se ofertarían 20 productos de la canasta básica alimentaria.

Para la administración del MAS, se propone la creación de un ente autárquico municipal, el
cual llevaría a cabo la identificación de los productos, la logística y diversas tareas de gestión. Dicho ente estaría conformado por representantes del municipio, de los productores y de los consumidores. El municipio también deberá proveer el lugar adecuado para la actividad y hacer compras en función de sus servicios alimentarios.

En orden de prioridad, el proyecto prevé que participen en el MAS los productores locales, en cualquiera de sus dimensiones, con habilitación bromatológica; los pequeños y medianos productores regionales, de la agricultura familiar, de la economía popular y pequeñas empresas; las cooperativas de alcance nacional, para ofrecer productos
que no se producen en la región.

«Los alimentos industrializados como los frescos pasan por varias manos desde el productor hasta el consumidor final, en varios casos sin función concreta más que tener un beneficio comprando barato y vendiendo a mayor precio», señalan desde Barrio 88 en un comunicado. «La propuesta surge de la necesidad de modificar la lógica existente en la producción y distribución de alimentos, ya que la misma responde a la noción de negocio antes que a la de servicio. Si comer es un derecho, no podemos esperar que lo garantice un puñado de empresas concentradas que sólo demuestran ánimo de lucro», agregan.

«El MAS será un espacio municipal destinado al intercambio justo. Para que pequeños productores, cooperativas y agricultores familiares sin acceso a las góndolas sean respetados y promovidos, de manera tal que cambien el horizonte de subsistencia por uno de tecnificación, diversificación y mejora de sus productos. A la vez que los consumidores particulares, aquellos nucleados en organizaciones o el estado mismo –a través de las compras realizadas para ayuda alimentaria– accedan a precios más convenientes por productos sanos y de calidad».

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí