Demandan a los ministerios de Salud y de Ambiente acciones para frenar las fumigaciones

A través de una carta abierta dirigida a las ministras Sonia Martorano y Érika Gonnet, la Multisectorial Paren de Fumigarnos pide políticas concretas para frenar el uso de agrotóxicos y alentar otras formas productivas. Además, reclaman la mediación del Ejecutivo para lograr la reforma del marco normativo vigente en la provincia.

La Multisectorial Paren de Fumigarnos envió una carta abierta a las ministras de Salud, Sonia Martorano, y de Ambiente y Cambio Climático, Érika Gonnet, en la cual demandan que «tomen en sus manos el principal drama de la provincia». Esto es: las fumigaciones con agrotóxicos en los cultivos. La misiva tiene fecha del 6 de noviembre. En la misma interpelan a las funcionarias para que realicen acciones concretas para afrontar la problemática. Además, reclaman su accionar para que se de el tratamiento y sanción de la reforma a la Ley de Fitosanitarios en la Legislatura.

«En forma mayoritaria, la población depositó la confianza en el gobierno del que forman parte, para que, entre otras cuestiones, desde los ministerios que conducen, cuiden el ambiente en general, defiendan los derechos de la naturaleza y protejan la salud de las personas», dicen en la carta que firma la multisectorial que nuclea a decenas de organizaciones del territorio provincial.

«Lamentablemente no sólo no lo están haciendo, sino que, ante la notable profundización del modelo dominante de envenenamiento, y en el contexto tan complejo que atravesamos producto del Covid 19, no se han tomado medidas que detengan el rumbo, y mucho menos que intenten direccionarlo hacia otra manera de producir», valoran.

«¿Cuántas muertes más tenemos que aceptar, cuántos abortos espontáneos más tenemos que padecer, cuántos niñas y niños nacidos prematuramente o con malformaciones tendremos que ver, para que la dirigencia política en general, el gobierno provincial en particular, y en especial el Ministerio de Ambiente y Cambio Climático y el Ministerio de Salud, tomen en sus manos el principal drama de la provincia?», se preguntan.

 El texto completo de la carta

«La Multisectorial Paren de Fumigarnos – Santa Fe (integrada por decenas de organizaciones socioambientales, campesinas, gremiales, políticas, religiosas), haciéndose eco de las demandas, reclamos y denuncias de gran parte de las 365 localidades de la provincia, necesita expresarles la enorme preocupación por el aumento de enfermedades y muertes como consecuencia de la exposición directa e indirecta a los agrotóxicos que se esparcen en los campos de nuestra provincia. Como así también, por la pérdida (día a día) de biodiversidad, la contaminación de agua y aire, enormes cargas de tóxicos en los productos que llevamos a nuestras mesas. Como también los desmontes, inundaciones y expulsión de trabajadores rurales a los cordones de pobreza de las principales ciudades de la provincia.

Esta situación no es nueva, y ustedes la conocen muy bien. A más de veinte años de instalado un modelo de producción basado en semillas transgénicas, «agrotóxicos» y fertilizantes sintéticos, las y los habitantes de la provincia nos preguntamos: ¿cuántas muertes más tenemos que aceptar, cuántos abortos espontáneos más tenemos que padecer, cuántos niñas y niños nacidos prematuramente o con malformaciones tendremos que ver, para que la dirigencia política en general, el gobierno provincial en particular, y en especial el Ministerio de Ambiente y Cambio Climático y el Ministerio de Salud, tomen en sus manos el principal drama de la provincia?

En forma mayoritaria, la población depositó la confianza en el gobierno del que forman parte, para que, entre otras cuestiones, desde los Ministerios que conducen, cuiden el ambiente en general, defiendan los derechos de la naturaleza y protejan la salud de las personas.

Lamentablemente no sólo no lo están haciendo, sino que, ante la notable profundización del modelo dominante de envenenamiento, y en el contexto tan complejo que atravesamos producto del Covid 19, no se han tomado medidas que detengan el rumbo, y mucho menos que intenten direccionarlo hacia otra manera de producir.

Conocen, seguramente, las múltiples experiencias agroecológicas, que permiten consumir alimentos sin venenos, sanos, soberanos y de cercanía. Saben que es posible concretarlo. Como todas las cosas, es cuestión de decisión política. En ese sentido tenemos la necesidad, urgencia y obligación de exigir a ambos ministerios, que adopten las medidas que crean necesarias para, en principio, alejar las fumigaciones de las zonas urbanas y escuelas rurales. Para ello es fundamental que se modifique la Ley 11.273 (mal llamada de fitosanitarios), del año 1995.

Conocen también, que en los últimos diez años y algo más, diversos proyectos presentados en la legislatura han perdido estado parlamentario. Y que a finales del año 2019 se aprobó en la Cámara de Diputados (con los votos de 32 legisladores) un proyecto superador a la ley vigente, pasando con media sanción al Senado, donde con una maniobra oscura y antidemocrática volvieron a provocar la «caducidad» del mismo.

Por tal motivo, en el mes de julio se volvió a presentar un proyecto similar. El mismo se encuentra en la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados y Diputadas esperando ser debatido.

Entendemos que, como autoridades máximas de ministerios tan importantes y estratégicos, deberían solicitar a la presidencia e integrantes de la mencionada comisión, su urgente tratamiento, antes de la finalización del período legislativo 2020.

Por último (como venimos haciendo desde hace catorce años), queremos expresarles que estamos abiertos a dialogar e intercambiar información, experiencias, posiciones y propuestas, todas las veces que sea necesario. Esta Multisectorial y todo el pueblo santafesino exige respuestas urgentes».

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí