Bolivia: detuvieron a la expresidenta de facto Jeanine Áñez

Las autoridades bolivianas confirmaron en la madrugada de este sábado la detención de Áñez, acusada de «terrorismo, sedición y conspiración» por los hechos de noviembre de 2019 que terminaron con el derrocamiento de Evo Morales.

«Informo al pueblo boliviano que la señora Jeanine Áñez ya fue aprehendida y en este momento se encuentra en manos de la Policía», anunció el ministro de Gobierno boliviano, Eduardo Del Castillo Del Carpio, en un mensaje en las redes sociales.

Poco después de que se confirmara su detención, Áñez denunció mediante un tuit un acto de «abuso y persecución política» del Movimiento Al Socialismo (MAS). «Me acusa de haber participado en un golpe de Estado que nunca ocurrió. Mis oraciones por Bolivia y por todos los bolivianos», señaló.

La orden de detención de Áñez, de cinco ex ministros y seis jefes militares, fue emitida el viernes por la Fiscalía General del Estado de Bolivia en el marco de la causa por el golpe de Estado de 2019, que derrocó al entonces mandatario Evo Morales, y que dio paso al período de facto entre noviembre de ese año y el mismo mes de 2020.

En el documento se indica que los exfuncionarios son acusados de delitos de terrorismo, sedición y conspiración. Además, se establecieron las órdenes de detención al existir riesgo de fuga de los involucrados, debido a sus altos movimientos migratorios, que «acredita la facilidad que tienen de abandonar el país».

Previo a informar sobre la orden de aprehensión, Áñez insistió en que no hubo golpe de Estado, sino que se trató de una «sucesión constitucional debido a un fraude electoral».

“No es persecución, es justicia”, publicó el presidente de la Cámara de Senadores, Andrónico Rodríguez Ledezma, en sus redes sociales. “Los que hoy dicen ser víctimas de persecución política debieron pensar mil veces antes de romper el orden constitucional en noviembre 2019. La narrativa de fraude que impusieron con la ayuda de la OEA fue solo motivo y excusa perfecta para lograr su cometido y llegar al poder por la fuerza, rompiendo todo principio de la democracia”.

En otro tramo del texto, el titular del Senado recordó a la oposición que, a la fecha, no mostraron de forma “fidedigna y contundente las pruebas de fraude”, y que, ese discurso fue rebatido con los resultados de las elecciones del 18 de octubre de 2020, donde el MAS obtuvo la victoria con más del 55% de votos.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí