Brasil al borde la catástrofe: 19 de 27 estados con ocupación de terapia intensiva arriba del 80%

Imagen: Pablo Cruz

Jair Bolsonaro dijo «Estamos preocupados por las muertes, sí, pero sin pánico. La vida continúa». Mientras tanto, la cepa de Manaos hace estragos en todo el país y los especialistas llegan a pedir intervención internacional: Brasil es un caldo de cultivo que puede afectar a todo el mundo.

Delante de sus seguidores de Minas Gerais, sin ningún tipo de cuidado, Jair Bolsonaro tiró el jueves 4: «Hay cada idiota que dice ‘Vaya a comprar la vacuna’. La voy a ir comprar a la casa de tu mamá. No hay para vender en el mundo». La agresiva sentencia, que encierra no obstante una verdad, se da en el marco de la inminente saturación de prácticamente todo el sistema sanitario de Brasil, donde hoy 19 de 27 distritos y 20 de 27 capitales tienen una ocupación de camas de terapia intensiva superior al 80%, según informa Fiocruz, que elaboró estos mapas:

Ocupación de camas de terapia intensiva al 2 de marzo en Brasil.
Evolución de la ocupación de camas desde el 17 de julio en Brasil.

Excepto el estado de Amapá (con 64% de sus camas de terapia intensiva ocupadas), todos los estados del norte tienen tasas superiores al 80%: Rondônia (97%), Acre (92%), Amazonas (92%), Roraima, (82%), Pará (82%) y Tocantins (86%).

En el nordeste, Maranhão (86%) y Piauí (80%) con Ceará (93%), Rio Grande do Norte (91%), Pernambuco (93%) y Bahia (83%). Paraíba y Alagoas se mantienen en zona intermedia, pero sus tasas pasaron de 62% a 69% y de 66% a 72% en la última semana. Sergipe, con tasa del 59%, es el único estado brasileiro fuera del alerta.

En el sudeste, en la zona intermedia, hay crecimiento en todos los estados: Minas Gerais (70% a 75%), Espírito Santo (68% a 76%) y São Paulo (69% a 74%), Rio de Janeiro (61% para 63%). En el sur, todos están en alerta crítica: Paraná (92%), Santa Catarina (99%) y Rio Grande do Sul (88%). En el centroeste, Mato Grosso do Sul (88%) y Mato Grosso (89%), Goiás (95%) y Distrito Federal (91%),

Son 18 estados y el Distrito Federal en zona de alerta crítica, siete estados en alerta intermedia y sólo un estado con menos del 60% de ocupación de la terapia intensiva, fuera de alerta. Entre las 27 capitales del país, 20 tienen tasas superior al 80%. Las más complicadas son Porto Velho (100%), Florianópolis (98%), Curitiba (95%), Goiânia (95%).

La ocupación de camas puede agravar la segunda ola de muertes por coronavirus en Brasil, que es mucho peor que la primera. Los mayores registros de muertes se dieron en el último tiempo y la curva parece ir en ascenso, sin que nada la detenga, según marcan los datos.

 

Una pandemia que explota hacia todo el mundo

Especialistas de Brasil están pidiendo directamente la intervención del mundo: «Es tiempo de que los líderes internacionales y los medios den un paso adelante y presionen. Va a ser la PEOR crisis humanitaria que el mundo haya visto en esta pandemia», dice la doctora Monica de Bolle, docente en la Universidad John Hopkins.

Su preocupación es por la variante de Manaos, llamada P.1, una mutación del coronavirus que es dos veces más transmisible que otras. Exactamente, según el Centro Brasil-Reino Unido para el Descubrimiento, Diagnóstico, Genómica y Epidemiología de Arbovirus, la variante P.1. es entre 1,4 y 2,2 veces más transmisible que las cepas precedentes. Además, reinfectó entre el entre el 25% y el 61% de la población que ya tuvo el virus.

Un par de Mónica de Bolle, Miguel Nicolelis, neurocientífico de la Universidad de Duke, señaló a The Guardian desde su cuarentena en un departamento de São Paulo que el problema no es sólo de Brasil, sino global. «El mundo debe denunciar con vehemencia los riesgos que Brasil plantea a la lucha contra la pandemia». «¿Cuál es el sentido de superar la pandemia en Europa o Estados Unidos, si Brasil continúa siendo un caldo de cultivo para el virus?», se preguntó. “Si se deja que el virus prolifere en los niveles que lo está haciendo aquí, se abre la puerta a la ocurrencia de nuevas mutaciones y a la aparición de variantes todavía más letales», advirtió.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí