Caen la ventas minoristas 6,5% en febrero

Foto: Mauricio Centurión

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) comunicó que las ventas minoristas vienen cayendo 6,1% en lo que va del año. Se espera en marzo un fuerte repunte, indicativo de la reactivación en el marco de la pandemia, pues la comparación será con el primer mes de la cuarentena.

En febrero las ventas minoristas medidas en unidades cayeron 6,5% en comparación con febrero de 2020, mes que no tuvo restricciones por la pandemia. «Hubo poco dinero en la calle para consumo, en parte porque se orientó a solventar vacaciones y en otro punto, por la difícil situación económica de las familias», reza el reporte de Came. Un 30% de los comercios tuvo aumentos anuales en sus ventas, otro 53% registró bajas. La proporción de comercios en baja se achicó 11 puntos: en enero pasado el 64% de los negocios medidos manifestaron que sus ventas constantes declinaron. En enero la caída global del comercio minorista había sido de 5,8%, la merma acumulada en lo que va del año es de 6,1%.

Los sectores con menos caídas interanuales en el mes fueron: Ferreterías, materiales eléctricos y para la construcción (-2,8%), Alimentos y Bebidas y Farmacias, ambos con reducciones de 4%, y Electrodomésticos y artículos electrónicos (-5,4%). En cambio, lideraron las retracciones anuales: Juguetería y artículos de librería (-14,5%) y Mueblerías, decoración y artículos para el hogar (-10,5%).

En el rubro más sensible, Alimentos y Bebidas, febrero finalizó con un descenso anual de 4% y suma en el año un declive de 3,1%. Febrero de 2021 se está comparando contra un mes de crecimiento, como lo fue febrero 2020, cuando las ventas en ese ramo aumentaron 1% anual. «Las ventas en febrero se trasladaron hacia los grandes supermercados donde se podían conseguir Precios Máximos y Cuidados. Además, muchas familias que se fueron de vacaciones adquirieron grandes cantidades de alimentos para reducir los costos de estadía y esas compras se hicieron mayormente en hipermercados. Según los almacenes consultados, disminuyó el despacho de quesos, fiambres, tortas, y al mismo tiempo subió la salida de alimentos online que cada vez más almacenes chicos la incorporan», dice Came.

En Jugueterías y artículos de librería, el rubro que más cayó, «el despacho de juguetes quedó prácticamente estancado. En el caso de las librerías, la demanda comenzó a activarse recién sobre mitad del mes por la incertidumbre sobre el inicio o no de clases». Hay expectativas que la situación se revierta en marzo.

Sobre las expectativas hacia adelante, el 41,2% de los comercios cree que comenzarán a repuntar, mientras que el 16,1% todavía señala que continuarán cayendo. Inevitablemente, marzo va a mostrar un repunte pues la comparación se hace con el mes en el que se implementó la Fase 1 de la cuarentena. La variación estadística será un modo de ver cómo se retomó la actividad en el marco de la pandemia.

 

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí