La Corte Suprema de Santa Fe investigará al juez Mingarini

Foto: Mesa Ni Una Menos de Rincón.

Tras el repudio social que generaron los dichos del juez Rodolfo Mingarini y el reclamo del movimiento feminista de la ciudad de Santa Fe, la Corte Suprema de Justicia provincial inició acciones administrativas contra el mandatario. Mingarini resolvió la libertad de un hombre acusado de abuso sexual con el argumento de que usó preservativo.

La Corte Suprema de Justicia de Santa Fe anunció hoy que inició actuaciones administrativas -disciplinarias- «en relación al desempeño jurisdiccional del juez [Rodolfo] Mingarini en un caso de público y notorio conocimiento». La Corte se refiere al accionar de Mingarini al resolver en un caso de abuso sexual. Durante esta semana, se conoció que el magistrado liberó al acusado porque durante el ataque usó profiláctico. Tras el repudio social y el reclamo mediático del movimiento Ni Una Menos, el Poder Judicial tomó cartas en el asunto.

«Nosotras hemos denunciado a estos jueces una y otra vez. Estos que desconocen la normativa en relación a la violencia de género y a su deber como funcionarios judiciales de garantizar nuestra seguridad y la protección de nuestros derechos. Nos revictimizan, refuerzan estereotipos, mandatos, roles, conductas que perpetúan este delito y lo que es peor, otorgan impunidad a quienes lo cometen», indicó ayer la Mesa Ni Una Menos, a través de un comunicado.

«Exigimos la intervención de la Corte Suprema de Justicia y del Procurador Dr. Jorge Barraguirre por considerar que se violan nuestros derechos y garantías. Reclamamos que se instrumenten mecanismos que hagan posible la sanción a funcionarios judiciales cuando sus actuaciones sean contrarias a la ley», reclamaron sus integrantes.

Esta mañana, integrantes de la Mesa Ni Una Menos de Santa Fe mantuvieron una reunión con el Procurador de la Corte, Jorge Barraguirre. Allí plantearon la necesidad de que el particular sea investigado. Por su parte, 20 diputadas provinciales pidieron intervención al Poder Judicial en relación a lo ocurrido. Más tarde, se conoció un comunicado que informaba que ayer se iniciaron las acciones administrativas contra Mingarini. La Corte designó a Alejandro Tizón como magistrado instructor que llevará adelante la investigación.

Diputadas presentaron una denuncia conjunta contra el juez Mingarini

Al fallar en un caso de abuso sexual ocurrido en el norte de la ciudad, Mingarini manifestó: «No puedo relacionar ni entrar en la lógica de colocarse el profiláctico para tener esta relación cuando tiene que estar sometiendo a la víctima». Por este motivo, resolvió liberar al acusado y desestimar la denuncia de la víctima. Organizaciones feministas sostuvieron que las palabras y la decisión del juez mostraron -una vez más- la falta de capacitación en perspectiva de género para quienes integran el Poder Judicial santafesino.

Comunicado de Ni Una Menos

Al conocerse la sentencia, Ni Una Menos emitió un comunicado en sus redes sociales, en coincidencia con los seis años de la primera manifestación realizada bajo ese lema. «El juez Rodolfo Mingarini, en marzo del año pasado, le otorgó la libertad a la espera del juicio a un hombre investigado por quemar a su pareja con agua hirviendo en Santo Tomé no dando lugar al pedido del MPA que solicitaba prisión preventiva por considerarlo autor de lesiones graves calificadas por el vínculo y por violencia de género», contextualizaron.

«Ahora Mingarini deja en libertad a un imputado por abuso argumentando ‘No puedo relacionar y entrar en la lógica de colocarse el profiláctico para tener esta relación cuando tiene que estar sometiendo a la victima. (…) es posible que haya habido esta relación no consentida, es posible, pero no tenemos suficiente evidencia para considerarla probable'», cuestionaron.

«Mingarini desestimó los exámenes de medicina legal que dan cuenta de lesiones compatibles con un abuso sexual y material biológico del hombre en la escena valoró que el denunciado se haya presentado a la justicia», criticó la Mesa.

«Damos el mensaje de que hay que denunciar, que ninguna de nosotras debe ser violentada, que los violentos no deben contar con nuestro silencio, pero cuando lo hacemos jueces como Mingarini ponen en duda nuestra palabra y protegen a los violadores. Con jueces así los victimarios no necesitan ni abogados defensores», señalaron. «Es tal la soberbia y la impunidad que hasta se niegan a ser capacitados conforme a la Ley Micaela», finalizaron.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí