Pescadazo en el Congreso para visibilizar las demandas de las familias pescadoras

La actividad fue organizada por la Unión de Trabajadores y trabajadoras de la Economía Popular, para visibilizar la producción y problemáticas del sector. Desde la provincia de Santa Fe partieron hacia Buenos Aires cuatro mil kilos de pescado para vender en la feria.

Se realizó un Pescadazo en la Plaza de los dos Congresos; la actividad fue impulsada por la rama agraria de la Unión de Trabajadoras y trabajadores de la Economía Popular – UTEP. La feria, realizada el miércoles, tuvo como objetivo visibilizar las problemáticas y demandas de pescadoras y pescadores de todo el país. Solicitan políticas públicas para paliar su actual situación de extrema explotación y precarización laboral. Santa Fe tuvo una importante participación en esa instancia.

En la jornada se vendieron doce toneladas de pescado de mar y río a $100 el kilo. Asistieron un promedio de cinco mil personas, controladas por puestos sanitarios. La cola dio vuelta toda la plaza. En cuestión de tres horas se habían vendido los doce mil kilos de pescado, aseguran desde Nuestraamérica.

El principal objetivo es consolidar paulatinamente mayores niveles de reconocimiento, derechos laborales y dignidad en las condiciones de trabajo. La demanda se estructura en tres planos: la organización comunitaria a través de asambleas, la creación de un esquema de comercialización justo y el impulso de un marco regulatorio nacional, provincial y municipal para atender las demandas del sector.

Protagonismo santafesino

La rama de trabajadoras y trabajadores de la pesca artesanal de la provincia de Santa Fe, pertenecientes a Nuestramérica Movimiento Popular, fue protagonista de la iniciativa y de la jornada. Este espacio cuenta con 200 pescadores organizados en cinco asambleas cooperativas: Helvecia, Campo del Medio, Colastiné Norte, Alto Verde y Rosario. Desde nuestra provincia partieron cuatro mil kilos de pescado en camiones refrigerados.

«El Pescadazo fue solo una demostración de la potencia de organización desde abajo de lxs trabajadorxs y la posibilidad de abastecer paulatinamente el consumo interno con precios justos, accesibles para el pueblo», señalan desde Nuestramérica.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí