Al gran pueblo argentino, ¡salud!

Así como en cada elección reafirmamos el compromismo de nuestra ciudadanía para con la democracia, también renovamos nuestras certezas: vivimos en el mejor país del mundo. En esta nota, algunas de las escenas más bizarras de estas PASO 2021.

Mientras aguardamos que los guarismos (palabra que usamos sólo cada dos años y con mucho ahínco) comiencen a publicarse por las vías oficiales, proponemos aquí un resumen de la jornada democrática que poco tiene que ver con bocas de urnas y mesas testigo. A lo largo y a lo ancho del país, desde muy temprano, la ciudadanía hizo caso omiso a la pandemia y propuso algunas de las escenas que ya conforman la trama de la historia cívica de este país. A puro meme, disfraz y pedido de captura, como debe ser.

El primer conflicto se suscitó a la hora de componer las mesas en los distintos establecimientos. Con un alto porcentaje de ciudadanos que se negaron a aceptar la convocatoria para oficiar como autoridades de mesa, muchos fueron los establecimientos que tuvieron que recurrir a técnicas extorsivas. El primer viral del día, de hecho, tuvo que ver con eso: el runner presidente de mesa.

Como si acaso alguien lo hubiera guionado, el segundo momento extraño del día también vino de la mano de un presidente de mesa y una corrida. Esta última, sin embargo, fue para darse a la fuga: en Mar del Plata un hombre salió corriendo cuando se enteró que debía desempeñarse como autoridad de mesa.

  Cierra la saga de «Votar o correr» un tercer caso que (increíblemente) es un clásico de cualquier acto electoral: en Santa Clara detuvieron a un hombre que aceptó ser presidente de mesa, pero que tenía un pedido de captura vigente.

Las elecciones fueron también el momento de máxima expresión de todos los sentires populares recientes. Los carpinchos, presentes en boletas truchas en la zona de Nordelta, también tuvieron a su representante: un hombre que fue disfrazado de carpincho a votar, y que tuvo que quitarse la máscara para acreditar su identidad.

Si de disfraces hablamos, mención especial para el jujeño que (incluso con las altas temperaturas) asistió a votar con el mejor traje de Coronavirus del que tengamos memoria. Aprobado por el Instituto Argentino de Disfraces de Cartapesta.

Más allá de los resultados, ha quedado algo en claro: estas primarias dejan la vara altísima. Tendremos que esmerarnos mucho en las generales para poder superar este nivel de esmero, preparación y demencia. Asumimos el compromiso.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí