Bolsonaro amenazó con suprimir el poder de la Corte Suprema

Foto: AFP.

«El que actúe fuera de la ley que se encuadre o se prepare para irse», dijo en un acto en Brasilia y advirtió que la Corte «puede sufrir aquello que no queremos que ocurra». Mientras los seguidores de Bolsonaro se movilizan en las calles de Brasilia y San Pablo, las manifestaciones contra el presidente se extienden por más de 160 ciudades de Brasil y el mundo. 

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, amenazó con lanzar acciones contra el Supremo Tribunal Federal (STF) en caso de que el jefe de la Corte Suprema no haga nada contra el magistrado Alexandre de Moraes, quien abrió una causa contra bolsonaristas y otros ultraderechistas por atentar contra la democracia.

«El que actúe fuera de la ley que se encuadre o se prepare para irse», dijo Bolsonaro ante una multitud en Brasilia, que le pedía al mandatario usar el Ejército para destituir al magistrado, convertido en el blanco preferido del Gobierno.

El jefe de la Corte, Luiz Fux, fue citado por Bolsonaro como el que tiene que detener a Moraes, caso contrario habrá acciones. «O el jefe de ese poder (la Corte) pone en caja a uno de los jueces de la corte o ese poder puede sufrir aquello que no queremos que ocurra», señaló en referencia al magistrado Moraes, encargado de los procesos de violación contra la democracia.

Bolsonaro acusó a los jueces de violar la Constitución en una jornada de alta tensión política en la cual las autoridades temían una invasión al Congreso o a la sede de la corte, en la Plaza de los Tres Poderes, protegida por la tropa de choque de la policía de Brasilia.

«No aceptamos medidas o acciones fuera de la Constitución. Tampoco podemos seguir aceptando que una persona específica siga barbarizando a nuestra población. No podemos aceptar más prisiones políticas en nuestro Brasil», dijo.

El presidente brasileño dijo que a partir del miércoles convocará a los ministros y presidentes del Senado, Diputados y la Corte para mostrarles una fotografía de esta manifestación. «Les mostraré hacia donde tendremos que ir», subrayó.

En el piso de su popularidad y buscando retomar la iniciativa política con su núcleo duro, Bolsonaro inició su jornada cantando el himno con un coro de niños en el Palacio de la Alvorada. «Nuestro país no puede seguir rehén de una o dos personas. O vuelven al eje o serán ignoradas de la vida de la política. Yo seguiré dentro de las cuatro líneas de la Constitución pero no admito que otras personas violen la Constitución», dijo en referencia al juez Moraes.

Bolsonaro pidió juicio político para Moraes pero el mes pasado fue bloqueado por el Senado, que no encontró argumentos legales. «Ahora quiero ser apenas el vocero del pueblo», afirmo Bolsonaro en un video en el interior del Palacio de la Alvorada, sede presidencial, al lado de un coro de niños y de activistas con remeras con la inscripción Bolsonaro 2022.

El presidente logró el apoyo de empresarios ruralistas que llevaron a miles de personas de más de diez estados a Brasilia para protestar contra la corte y partió hacia San Pablo, donde en la Avenida Paulista lo esperaba otra multitud.

Antes de hablar en su acto personal, Bolsonaro participó de un acto con paracaidistas y el izamiento de la bandera. Paseó con un helicóptero militar sobre la multitud para sacar fotos y filmar antes de realizar el discurso, en el que apenas se permitió la transmisión de las redes vinculadas a la familia del Presidente.

Fora Bolsonaro

En más de 160 ciudades de Brasil y del mundo se desarrollan durante este martes 7, Día de la Independencia, actos en contra de Bolsonaro. Según consigna Brasil de Fato, en parte de los municipios las manifestaciones se suman al tradicional Grito de los Excluidos, que denuncia los problemas sociales brasileños desde hace décadas.

Las protestas son convocadas por la Campaña Nacional Fora Bolsonaro, conformada por los frentes Povo Sem Fedo y Brasil Popular, además de partidos políticos, centrales sindicales y movimientos populares. Las manifestaciones tienen lugar como continuación de la lucha iniciada en mayo de este año.

Carta contra las amenazas

Este lunes más de 150 parlamentarios, ministros y ex presidentes de 26 países emitieron una carta en la que advertían de los riesgos de los actos de apoyo al mandatario si constituyen “intimidación a las instituciones democráticas del país”. La carta fue coordinada por la red global Progressive International.

El documento cita acciones previas, como la presentación de vehículos blindados por parte de la Armada en la Explanada de Ministerios, el mes pasado, y declaraciones sobre no realizar elecciones el próximo año, si no se aprueba el voto impreso.

Entre los firmantes de la carta se encuentran los expresidentes Fernando Lugo (Paraguay), Ernesto Samper (Colombia) y Rafael Correa (Ecuador), así como el ex primer ministro de España José Luis Rodríguez Zapatero y el presidente del Parlamento del Mercosur, Oscar Labor. Los profesores Noam Chomsky y Cornel West, el premio Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel y el excanciller brasileño Celso Amorim también firmaron el documento.

Con información de Télam, Nodal y Brasil de Fato

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí