El comercio minorista acaba de pasar su mejor febrero desde 2019

Foto: Gabriela Carvalho

Según los datos de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, el comercio minorista tuvo un alza interanual de las ventas del 20,7% en febrero, superando al menos los registros de 2021, 2020 y 2019 (no publican previos). Va un año corrido de suba de ventas.

Las ventas minoristas pymes a precios constantes cumplieron 12 meses consecutivos en alza, al subir 20,7% anual en febrero, reportó Came. También frente a febrero de 2020, antes del inicio de la pandemia, se incrementaron 12,9%. En los primeros dos meses del año, las ventas acumularon un alza de 19,1% frente a iguales meses de 2021 y de 11,8% si se compara con el primer bimestre de 2020. Hay una reactivación que no sólo deja atrás a la pandemia sino que empieza a superar la crisis macrista.

Frente a febrero de 2021, la suba de 20,7% se explica con 10 rubros en alza y uno en declive. La mayor suba fue en Calzado y marroquinería (45,7%) por efecto del comienzo del ciclo escolar. El único retroceso fue en Ferreterías, materiales eléctricos y construcción (-1,3%). Frente a febrero de 2020, las ventas subieron 12,9%, con 10 rubros en ascenso y uno en baja. Uno de los rubros con mayor progreso fue Indumentaria, lencería y accesorios (26,5%).

El 56,3% de los empresarios consultados por Came comentaron que sus ventas del mes fueron entre buenas y muy buenas, y para otro 36,6% fueron regulares. Sólo el 7,1% las calificó de malas o muy malas.

El punto más destacable es el aumento en las ventas del rubro más sensible: Alimentos y bebidas. Las ventas en enero subieron 8,2% anual y acumulan un aumento de 10,4% para el primer bimestre del 2022 frente a los mismos meses del año pasado. Cuando se compara contra febrero de 2020, mes de referencia por ser previo a la pandemia, las ventas de Alimentos y Bebidas crecieron 3,8%, siempre a precios constantes.

Sobre las ventas de Alimentos y bebidas, según Came, "En febrero de 2021 las cifras no habían sido buenas y el incremento, en parte, refleja esa recuperación. Fue un rubro muy castigado por los precios en los primeros dos meses del año. Los negocios de las zonas turísticas fueron los que declararon los mayores incrementos. Para el resto, hubo diferentes resultados y estrategias. Algunos optaron por agregar productos de menor calidad o marcas menos conocidas, para ofrecer alternativas más económicas; otros para ofrecer packs de comestibles a precios promocionales comprando toda la canasta".

 

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí