Elogio del sánguche de miga

Hace unos días, invitado a un banquete con amigos, confirmé lo que ya venía sospechando desde hace rato: lo que primero se acaba en...

La primera mitad

Por Licenciado Ramiro La verdad que este verano tuve muchísimo tiempo disponible para hacer nada. Entonces aproveché el raid de vida saludable con el que...

Deja vú

Por Licenciado Ramiro El domingo a la noche veía los festejos en el búnker del Frente Progresista en Rosario y pensaba en que estaba teniendo un...

Sr. Juez

Sr. Juez, me llegó la boleta de la luz. Sí, yo sé que con esas pocas palabras alcanza para justificar mi suicidio y que no...

El chico raviol

El jueves que pasó, como todos los jueves, fui a la Terminal de Ómnibus a tomar el micro que me lleva a Concepción del...

#DerrotaDigna

Me regalaron la entrada para ir a ver a Los Pumas contra Inglaterra en la cancha de Colón. No sé nada de rugby. Siquiera...

Sucio y desprolijo

Todas las mañanas me levanto cantando en mi cabeza, mientras le abro la ventana a la gata para que salga: “Todas las mañanas son...

Disco, baby disco

Por Licenciado Ramiro “Mi situación es objetable, porque a las claras no encajo en esto”, dice una canción de Babasónicos con la que me siento un poco...

Un país normal para todos y todas

Por Licenciado Ramiro La pobreza es un hecho. Existe. Y en tanto y en cuanto exista capitalismo, ella no va a desaparecer: es la condición necesaria...

El asado no se mancha

Por lo general, en las reuniones con mis amigos de “la peña”, que según los criterios ya esgrimidos en este mismo espacio de peña...