Todo es Macri

En serio les digo. Lo intento. Y me esfuerzo por evitarlo. Hace más o menos un mes que me preocupa qué voy a escribir...

Cambio y fuera

Última Hora Libre del año. Durante 2015 casi que zafé de mi quincenal ausencia de temas de los cuales hablar gracias a las elecciones...

Ventanilla o pasillo

Por Licenciado Ramiro A la fuerza he tenido que acostumbrar mi cuerpo y mi cerebro a viajes maratónicos. Entre doce y quince horas semanales son las...

Duchame el bebé

Por Licenciado Ramiro Un par de Pausas atrás, el fantástico Rebo dio vida a un rebolucionario (el autocorrector me cambia la b por v y no...

Faltan 274 días para…

Por Licenciado Ramiro Se terminó el verano, sí. Y muchos de ustedes estarán exclamando “¡Por fin se terminó el verano! Ya no se aguantaba más...

Perfume adolescente

Yo entré a mi adolescencia al mismo tiempo que entraban los 90. Recuerdo intensamente aún que fue una noche de viernes de 1991 cuando...

El rastro de tu magia en mi mente

Por Licenciado Ramiro La muerte reciente de Gabriel García Márquez (“Gabo” para el snob), tengo que ser sincero, no me entristeció demasiado. Será que las...

Cosa ‘e Mandinga

Por Licenciado Ramiro Quienes me conocen más o menos bien, saben que yo intento escaparle por casi todos los medios al pensamiento religioso y, mucho más...

El viejo de la bolsa

Como no es difícil de adivinar, estimado/a lector/a, la onda ecologista no me va mucho que digamos. Bah, no me va y punto. Y...

Elogio del sánguche de miga

Hace unos días, invitado a un banquete con amigos, confirmé lo que ya venía sospechando desde hace rato: lo que primero se acaba en...