Cambiemos saqueó el 26% de la plata de los jubilados

Emilio Basavilbaso, el actual hombre fuerte de la Anses.

Medido en su valor en dólares, durante la gestión de Cambiemos el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses cayó un 25,97%. Desde su creación en 2009 al triunfo de Macri, el volumen de la reserva de plata de los jubilados había crecido un 80%.

Usamos los términos habituales, pese a su total imprecisión: Macri saqueó la caja de jubilaciones. Desde que su gobierno se hizo cargo de las jubilaciones y prestaciones de la seguridad social no sólo destrozaron el poder adquisitivo de los más viejos y más pobres, creando la ignominia de la pensión universal y sancionado la reforma previsional, sino que además reventaron el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), que perdió el 25,97% de su valor.

Ahora tu vieja vale un 20% menos

De acuerdo a un informe oficial de Anses publicado hoy, los activos del FGS a junio de este año alcanzan los 1.370.614 millones de pesos (o 1370 billones). Con cierto ridículo, el informe resalta que creció un 14% desde diciembre pasado. También muestra en un cuadrito que subió desde 664.029 millones de pesos al nivel actual, una suba de 106% desde el inicio del macrismo. Lástima que igual período la inflación supera el 220% y la devaluación superó el 250%. En términos financieros, la gestión de Emilio Basavilbaso al frente de la Anses es de rapiña o total imbecilidad.

En concreto, en el último informe de la gestión kirchnerista (a octubre de 2015) el FGS tenía 612.247 millones de pesos, que equivalían a 64.176 millones de dólares, según las cotizaciones del Banco Central. En junio el FGS tenía 1370 billones de pesos, pero equivalen 47.508 millones de dólares. El valor en dólares del FGS cayó un 25,97% durante la gestión de Macri.

A los niños bien el berretín se les fue de las manos

El FGS está compuesto por títulos públicos (como bonos emitidos por el Tesoro o el Banco Central), acciones de empresas privadas, plazos fijos, inversiones productivas –que van del Procrear a Vaca Muerta o Atucha– y préstamos como los Argenta. Es el respaldo al flujo continuo de dinero que administra la Anses, cuyos ingresos son de impuestos y aportes patronales y cuyos egresos son los diferentes pagos que hace: jubilaciones, asignaciones y pensiones, entre otras.

El FGS se creó a partir de la estatización de las AFJP en 2009. Las empresas privadas de jubilaciones cobraban montos usurarios por sus servicios (llegaban a ser un tercio de lo aportado) y dedicaban el dinero a comprar títulos y acciones. Con la estatización de ese dinero –que los actuales medios gubernamentales llamaron sakeo– se formó el FGS, que en noviembre de 2009 tenía caudales por 135.692 millones de pesos, o 35.614 millones de dólares. Al irse el kirchnernismo, ese monto en dólares estaba en 64.176 millones, un 80,2% de crecimiento en su valor duro.

La última corrida cambiaria diluyó buena parte del valor del FGS, pero antes de que el dólar se dispare la gestión amarilla –y el primer saque devaluatorio de 2016– ya había hecho lo suyo. En diciembre de 2017 el FGS tenía un valor de 1.202.579 millones de pesos o 64.516 millones de dólares. Es decir: Cambiemos en dos años apenas había logrado incrementar el valor del FGS en un 0,53% desde los 64.176 millones de dólares con los que contaba en octubre de 2015. Con la corrida que comenzó a desatarse en los últimos meses se produjo el derrumbe: en seis meses (de diciembre de 2017 a junio de 2018) el FGS perdió el 26,36% de su valor en dólares.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here