«El Reino Unido debe resistir la presión de la administración Trump»

Foto: Jack Taylor.

Finalmente, el presidente ecuatoriano Lenin Moreno retiró el asilo político al fundador de Wikileaks, Julian Assange, que fue detenido hoy por la Policía Metropolitana de Londres. La fuerza confirmó que el periodista e ícono mundial fue apresando por una demanda de la justicia norteamericana.

Tras siete años y diez meses de asilo político, el gobierno ecuatoriano claudicó y entregó a Julian Assange a los poderes más destructivos del planeta. Assange cambió el panorama global del periodismo, la información, la libertad de expresión y –hay que decirlo– el espionaje al volver públicos todo tipo de documentos, registros y datos, de forma masiva, sobre las cuestiones más hirientes del orden mundial, desde crímenes de guerra hasta cables diplomáticos de Estados Unidos. Su organización y plataforma, Wikileaks, es una referencia internacional desde su lanzamiento en 2006 y su sólo nombre hace temblar a gobiernos y organizaciones imperiales.

Según confirmó Wikileaks, Julian Assange fue detenido con la justificación de una demanda iniciada en Estados Unidos, por lo que su deportación se puede esperar en un horizonte próximo. Actualmente se encuentra en la estación central de Scotland Yard. Será llevado a los tribunales de Westminster. Desde allí sus representantes legales realizarán una conferencia de prensa. Cuando fue sacado a la rastra de la Embajada de Ecuador, repetía una sola frase: «El Reino Unido debe resistir la presión de la administrción Trump».

La demanda que pesa sobre él está radicada en Virginia y se relaciona con las filtraciones que desnudaron los crímenes de guerra en Irak y Afganistán. También con los Cablegate. Concretamente, se lo acusa de alentar y dar soporte a Chelsea Manning, la ex analista militar que concretamente produjo las filtraciones. De acuerdo a lo que publica Wikileaks, justamente por estas causas fue que Ecuador le dio asilo a Assange. Manning estuvo detenida entre 2010 y 2017, en las habituales condiciones salvajes e infrahumanas que Estados Unidos promueve.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here