La escuelita de Gendarmería

Ni escuelas ni trabajo de calidad, la respuesta del Estado nacional para los pibes es crear un Servicio Cívico en Valores, que apunta a que la Gendarmería capacite en «valores democráticos y republicanos» a jóvenes de 16 a 20 años.

“El Servicio Cívico Voluntario en Valores nace como una herramienta para brindar oportunidades de formación a los jóvenes a través de los valores democráticos y republicanos, que suponen compromiso cívico para que conozcan sus derechos y sus responsabilidades, sus capacidades y potencialidades personales”, dice la resolución 598/2019 del Ministerio de Seguridad, publicada este martes en el Boletín Oficial.

La cartera que conduce Patricia Bullrich dispuso que esta formación esté a cargo de la Gendarmería Nacional, que ofrecerá su “infraestructura” y “recursos humanos”, según quedó plasmado en el texto que lleva su firma.

Tanto la resolución como sus anexos no contienen detalles de los contenidos que tendrá este Servicio Cívico de Valores.

Según señala la resolución, esta medida busca que “desde el Estado se impulsen medidas que ofrezcan oportunidades a jóvenes para que, conforme la Ley de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, puedan desarrollar sus potencialidades y lograr la máxima satisfacción, integral y simultánea, de sus derechos y garantías”.

Repercusiones

El rechazo ante esta medida fue casi unánime por parte de los organismos de derechos humanos y sectores de la oposición. En este sentido se pronunció, por ejemplo, Abuelas de Plaza de Mayo, quienes alertaron además sobre el espacio en el cual estos entrenamientos tendrán lugar: Campo de Mayo. «Ubicado en el partido de San Miguel, a 30 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, Campo de Mayo abarca cinco mil hectáreas de terreno abierto. Aquí funcionaron, entre 1975 y 1983, cuatro centros clandestinos de detención, tortura y exterminio: El Campito, La Casita, la Cárcel y el Hospital Militar, en cuya maternidad clandestina dieron a luz unas 30 desaparecidas y sus hijos fueron robados. Algunos han recuperado su identidad pero la mayoría –hoy mujeres y hombres de cerca de 40 años– continúan siendo buscados por sus familias biológicas a través de Abuelas de Plaza de Mayo».

El Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, en declaraciones a FM La Patriada señaló que “más que una bomba de humo, lo del Gobierno es un retroceso, vuelve a implementar políticas de colimba encubierta”.

«Están intentando limpiar la imagen de Gendarmería, una fuerza implicada en casos gravísimos de represión de nuestra historia, como el del Puente Chaco o la desaparición forzada y muerte de Santiago Maldonado, además de manejar una gran caja vinculada al narcotráfico», señaló Ismael Jalil, referente de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI), en diálogo con C5N.

Ofelia Fernández, precandidata a diputada porteña y unas de las referentes jóvenes de la política actual, también se refirió a la medida: «¿Qué quiere para la juventud este gobierno? ¿Educación de calidad? No, cae el presupuesto año tras año, caen las becas progresar. ¿Empleos dignos? No, precarización. ¿Y qué si quieren? Que recibamos formaciones de Gendarmería. Esa es su ÚNICA política para nosotrxs, bárbaro che».

«No será una colimba encubierta»

En la conferencia de prensa en la cual Patricia Bullrich presentó este «programa de formación», la ministra se defendió de las críticas: “No es una colimba encubierta, esto es un aporte a todos los jóvenes que necesitan un empuje hacia la responsabilidad y la libertad”, aseguró.

Bullrich, además, sostuvo que quienes cuestionan el decreto “parten de un concepto equivocado respecto a lo que pueden ser las fuerzas de seguridad”. Además remarcó que no quiere “preconceptos”, y pidió “abrirse a las instituciones y respetarlas”. “Ese discurso atrasa. Se quiere dejar a las fuerzas de seguridad afuera de la democracia y no lo vamos a aceptar”, enfatizó.

En un video publicado en sus redes sociales, la ministra indicó que la inscripción al Servicio Cívico Voluntario abrirá las inscripciones el 1 de agosto y que están buscando fundamentalmente «a los jóvenes que no están ni trabajando ni estudiando».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here