Lifschitz se suma al pedido para «que el gobierno nacional declare la emergencia alimentaria»

El gobernador y buena parte de su gabinete dieron hoy una conferencia de prensa detallando el impacto de la crisis en la provincia y las políticas que se están llevando adelante. «Necesitamos que el gobierno nacional se haga cargo de la crisis económica y social que ha generado y que envíe los recursos urgente».

En el marco de la transición de mando y la crisis general, el gobernador Miguel Lifschitz protagonizó una conferencia de prensa flanqueado por el ministro de Gobierno Pablo Farías y el de Economía, Gonzalo Saglione, junto a buena parte del gabinete. El tema fue el gasto social de la provincia que, según el mandatario, «ha aumentado por arriba del presupuesto y por arriba de la inflación». También Lifschitz destacó la aplicación de «la cláusula gatillo a todos los trabajadores del sector público». Ambas afirmaciones hacen eco en las críticas sobre el déficit y la suba del gasto provenientes del equipo del gobernador electo, Omar Perotti. Pero más allá de eso, la demanda en la jornada tuvo un blanco directo en el gobierno nacional. En concreto, el gobernador reclamó, en línea con sindicatos, movimientos sociales y fuerzas de la oposición, «que el gobierno nacional declare la emergencia alimentaria».

«Necesitamos que el gobierno nacional se haga cargo de la crisis económica y social que ha generado y que envíe los recursos urgente, que no son más que los recursos que está obligado a enviar a las provincias y que viene retaceando en los últimos tiempos», dijo Lifschitz al final de su alocución, después de enumerar los numerosos recortes realizados por la Nación en materia de salud –entre otros: traslado de personas discapacitadas, tratamientos de diálisis, drogas oncológicas, bajas de prestaciones de PAMI–, educación –comedores y copas de leche–, tarifas y transporte público. Indicó también el gobernador el impacto que produjo la quita del IVA en el erario provincial y ponderó cómo la última devaluación pegó en la suba de la inflación.

Para el gobernador, la «situación crítica que no comenzó después de las PASO, como nos quiere hacer creer el gobierno nacional, sino que comenzó por lo menos dos años atrás. Empezamos advertir un lento deterioro de las condiciones sociales y económicas con impacto en los sectores más vulnerables». «En esa coyuntura, ya desde el año pasado, hemos tomado la decisión política de priorizar la inversión social», dijo Lifschitz, quien cerró su presentación afirmando que «Desde el gobierno provincial garantizamos llegar con nuestras propias finanzas al fin de la gestión, cubriendo y garantizando las políticas sociales que son características de la provincia de Santa Fe».

Para atrás

La crisis es una tenaza. Por un lado, la Nación recorta los fondos, por el otro, la población cada vez más empobrecida necesita y demanda cada vez más del Estado. Se tiene que atender más personas con menos recursos. A través de sus cuentas de Twitter, ministros y secretarios dieron a conocer las medidas tomadas durante el año para enfrentar la situación, con cifras precisas sobre el contexto actual. Entre otros tuits, se destacan:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here